Vista aérea de Vigo y la factoría Vulcano

Empresarios del naval y trabajadores se enfrentan por la huelga en los astilleros

stop

El jueves tendrá lugar un paro de cuatro horas; el sábado una gran marcha por el naval. Mientras, en Ferrol contabilizan 1.000 despedidos de Navantia y auxiliares en los últimos meses

08 de mayo de 2012 (23:56 CET)

El paro de media jornada que tienen previsto los sindicatos del naval de Vigo para esta jornada de jueves no cuenta con el apoyo de los empresarios. Los astilleros manifestaron su desacuerdo con la huelga de cuatro horas debido a los problemas económicos que puede conllevar.

“En estos momentos de escasísima carga de trabajo, esta postura no hace más que dañar tanto la producción como los plazos de entrega que ya están comprometidos, así como la imagen comercial de nuestro sector, que tan necesario resulta defender en estos momentos”, aseguran.

La Xunta presionará a Bruselas

Además, los empresarios piden que se presione a Bruselas para conseguir la reactivación del tax lease o de algún tipo de subvención a la construcción que lo sustituya. Hace ya casi un año que Europa prohibió estas ayudas al entender que no eran legales. A pesar de eso, se mantienen subvenciones similares en otros países, como es el caso de Holanda.

La situación comienza a ser desesperada. Tanto que el Parlamento gallego aprobó en la tarde del martes por unanimidad de los tres grupos una proposición no de ley en la que se le exige a Bruselas que reactive el tax lease.

Además de la jornada de huelga de este jueves, el sábado está convocada una marcha por el naval que cuenta con el apoyo del Consejo Económico y Social de la ciudad olívica.

Más de 1.000 despidos en Ferrolterra

La crisis del naval no es única de Vigo. El sector de Ferrolterra y las empresas auxiliares vinculadas a Navantia llevan despedidas a casi 1.000 personas en los últimos meses, según los datos ofrecidos por el comité de empresa de la compañía pública, que han anunciado movilizaciones en Madrid sino reciben respuesta a la solicitud de reunión planteada al presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).

Según el portavoz de Comisiones Obreras en el naval ferrolano, Ignacio Naveiras, sólo en los últimos 15 días más de 70 personas quedaron en la calle.

El trabajo se acaba en junio

En el caso de Ferrol, al tratarse de una sociedad pública, la demanda que se hace al Estado no es sólo que se potencie la carga de trabajo, sino también la construcción de un dique flotante que sirva para poder reparar grandes buques.

El naval ferrolano está muy alarmado. Sabe que los despidos se pueden multiplicar al cabo de dos meses. Está prevista que en esa fecha se acabe la carga de trabajo. La Armada española recibirá la fragata Cristóbal Colón, también saldrá de los astilleros el buque de proyección estratégica construido para Australia y se realizará la botadura del segundo de los barcos encargados para el país austral.

Sin noticias de Pemex

Mientras, los días van pasando y poco o nada se sabe del contrato que supuestamente la Xunta de Galicia acordó con la petrolera mejicana Pemex para la construcción de varios buques.

Sindicatos y oposición sostienen que esto no fue más que una estrategia de marketing, pues sin las ayudas del tax lease, los astilleros no podrán ofrecer a los mejicanos unos precios competitivos.

Además de forma oficial, en los astilleros vigueses se cree que el Gobierno azteca pondrá difícil que Pemex pueda encargar construcción naval a empresas fuera de sus fronteras, sobre todo “después de las políticas de reflote de sus astilleros” puestas en marcha esta legislatura. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad