Empleados de Adolfo Domínguez podrían cobrar poco más de 600 euros tras los recortes

stop

El comité de empresa de la planta de Ourense pide a la textil que no aplique la rebaja de un 15% a los sueldos más bajos

Adolfo Domínguez

22 de mayo de 2012 (21:37 CET)

Los trabajadores de la planta de Adolfo Domínguez en San Cibrao das Viñas (Ourense) intentan que los recortes que tiene en marcha la empresa del modisto gallego afecten en la menor medida posible a los cientos de trabajadores que cuentan con sueldos que no sobrepasan los 1.000 euros brutos por jornadas de ocho horas.

Este martes tuvo lugar otra de las reuniones entre representantes de la empresa y el comité que, entre otras cuestiones, demandó que la rebaja de un 15% que Adolfo Domínguez pretende aplicar a todos sus trabajadores no sea puesta en marcha, por lo menos no para los empleados que tienen sueldos más bajos.

Trabajadores con salario mínimo

Según explican desde el comité de empresa, casi un 60% de la plantilla de la central de Ourense cobra menos de 1.000 euros brutos al mes. Sin embargo, dentro de este apartado existen todavía distintas categorías.

Manuel Lores, de Comisiones Obreras, explica que entre 100 y 150 trabajadores perciben poco más de 700 euros netos al mes “con lo que aplicándoles la rebaja quedarán en cerca de 630 euros”. “Están en el salario mínimo interprofesional”, añade.

La empresa, “receptiva”

Los trabajadores argumentaron a los representantes de la empresa que no es posible aplicar una bajada de ese tipo a personas con un sueldo tan bajo. “Lo cierto es que han sido receptivos con esta demanda porque está claro que con 600 euros no se puede acceder en condiciones, por ejemplo, a una vivienda. Aquí hay muchos trabajadores que tienen familias monoparentales, ¿cómo van a vivir con esta rebaja?”, comenta.

La propuesta inicial que hizo la empresa pasaba por reducir, o “variabilizar”, el sueldo de todos los empleados un 15%. Estos emolumentos los irían recuperando en función de la producción y de los números de la empresa. “Dicen que cuando se llegue a un 3% de beneficios iremos recuperando el salario”, explica Lores, que recuerda que las pérdidas que registró la compañía en 2011 ascienden a 9 millones de euros.

Alternativas al ERE

Además, en la planta de San Cibrao, Adolfo Domínguez también quiere aplicar un ERE de extinción a 50 personas. El comité de empresa ha dado dos alternativas: o bien prejubilar a 35 trabajadores mayores de 55 años, o bien aplicar un expediente de regulación de carácter temporal.

Por el momento, las cartas se han puesto boca arriba, pero no hay respuesta. “Una cosa es que los directivos que negocian con nosotros entiendan nuestras reivindicaciones, otra que las vayan a tener en cuenta, porque los que deciden están más arriba”, comentan desde el comité. “Supongo que la última palabra la tiene Adolfo”, dice Lores.

Pendientes en toda España

Los trabajadores de Adolfo Domínguez en toda España están muy pendientes de lo que ocurra en Ourense ya que, según las escasas informaciones que ha aportado la compañía, una vez se negocien los ajustes de San Cibrao se negociarán los del resto del país. “Por el momento lo que se sabe es que la rebaja o, como ellos le llaman, variabilización, del 15% se va a aplicar a todos los empleados, también a los de tienda”, apuntan.

“Cuando la gente se entera de los sueldos en la empresa se queda asombrada, y lo peor es que la aún hay quien presume de trabajar aquí”, explican los empleados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad