Emalcsa suma un beneficio de más de 20 millones en cuatro años

stop

A CORUÑA

Carlos Negreira en un acto en calidad de presidente de Emalcsa

A Coruña, 09 de junio de 2015 (00:00 CET)

El agua es un gran negocio en A Coruña. Al menos, para la sociedad de capital público que gestiona el servicio, Emalcsa, hasta ahora presidida por el alcalde Carlos Negreira. Tanto es así que la compañía acumula en los últimos cuatro años un beneficio neto, después de impuestos, de 20,5 millones de euros. En este período, que comprende hasta el cierre de 2013, último año con las cuentas aprobadas, la compañía ha mantenido estables sus ingresos, mientras ha elevado su deuda y recortado ligeramente la plantilla.

Si se descuenta el 2010, y se suman los beneficios netos de Emalcsa de tres ejercicios (2011 2012 y 2013), que a falta de 2014 son los que corresponden a la gestión del PP en el concello herculino, el resultado es de 14,1 millones de ganancias netas para esos tres años. Contando el 2010, cuando ganó 6,4 millones, superarían esos 20,5 millones en cuatro años. En este período, la compañía pública ha mantenido ingresos por encima de los 21 millones de euros, con el pico de 2013, cuando su facturación se situó en 23 millones de euros, frente a los poco más de 21 millones que había obtenido un año antes, en 2012.

Palanca inversora

Solo en 2013 la compañía declaró una ganancia neta de 5,3 millones. Por lo general, el beneficio final de Emalcsa, después de impuestos, viene derivado de su resultado de explotación, el ordinario de su actividad. Pero no siempre es así. Y es que la compañía ha sido empleada por el Ayuntamiento de A Coruña para acometer determinadas iniciativas, como palanca inversora.

Por ejemplo, en 2010 logró unos beneficios netos de 6,4 millones, en parte por las plusvalías generadas con la venta de su participación en la operadora de cable R.  Su beneficio de explotación en dicho año fue de tan solo 2,9 millones. Solamente por la venta de R se anotó 4,4 millones, según la memoria depositada en el Registro Mercantil.

En contra del dividendo

Sin embargo, desde entonces Emalcsa mantiene sus resultados netos por encima de los 4 millones de euros. Su endeudamiento tocó techo en 2012, hasta alcanzar los 24,6 millones, entre deuda a corto y a largo plazo. La compañía logró rebajar ese importe hasta los 21,7 millones de las últimas cuentas presentadas, las de 2013. Entre 2011 y 2012, según los datos depositados en el Registro Mercantil, el endeudamiento de Emalcsa se disparó en 9,1 millones.

¿Y a qué destina Emalcsa el dinero que gana, esos beneficios? Pues a engordar las arcas de su accionista único, que es el Ayuntamiento de A Coruña. De acuerdo con el acta de la última junta general, celebrada el 9 de junio de 2014, de esos 5,3 millones de resultado, solo unos 503.000 euros se destinaron a reservas voluntarias. Y un total de 4,8 millones a dividendos. Esa propuesta de aplicación de resultados fue sometida a votación en la junta general, que lo acordó por mayoría, con el voto favorable de los miembros presentes del grupo municipal del PP (14), y el voto en contra de los miembros del grupo municipal del PSOE (5), BNG (2) e IU (1).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad