Elvira Rodríguez: “Toda la porquería de Pescanova estaba en la contabilidad B”

stop

La presidenta de la CNMV dice que el supervisor no tenía “posibilidad” de conocer la situación

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV / EFE

03 de diciembre de 2013 (13:40 CET)

La presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha afirmado este martes que “toda la porquería” de Pescanova, cuya situación está siendo estudiada por el juez, se encontraba en la contabilidad B de la compañía.

"Pescanova tenía una contabilidad A y una contabilidad B. La B era más grande y toda la porquería estaba en la B", explicó en un desayuno informativo organizado por Aragonex, en el que ha precisado que, a simple vista, el caso de esta compañía era como el de otras, "con una contabilidad formalmente perfecta y un informe de auditoría limpio".

Disculpa a la CNMV

Rodríguez ha precisado que la CNMV no tiene "ninguna posibilidad" de conocer un suceso de este tipo con las herramientas con las que trabaja, ya que Pescanova era una empresa cotizada a los que los analistas internacionales la estaban aconsejando el día antes del preconcurso un 30% por encima de lo que cotizaba y de la que destacaban que tenía un buen producto que tenía futuro.

Tras detectarse sus irregularidades, el supervisor reaccionó rápido y envió al juez toda la información de la que disponía. "No había muchas cosas que investigar porque había muchos hechos demostrados. Le pudimos dar al juez toda la información que necesitaba y dimos una respuesta muy rápida. En estos casos hay que ser muy serios", apostilló.

Además, ha destacado que el caso Pescanova fue el primero en el que se implantó una nueva manera de comunicar, ya que la situación afectaba a la sociedad. "Fuimos indicando con la cautela y discreción los pasos que íbamos dando para que la gente supiera que la institución estaba ahí", concluyó
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad