Fábrica de Elnosa en Pontevedra

Elnosa cierra la fábrica de Pontevedra

stop

Bondalti, la multinacional portuguesa propietaria de Elnosa, asegura que cierra por “motivos políticos” y culpa al Ayuntamiento

en A Coruña, 23 de noviembre de 2018 (15:23 CET)

La clorera Elnosa inicia el desmantelamiento de la fábrica de Pontevedra. La propietaria, la multinacional portuguesa Bondalti, confirmó este viernes el cierre de las instalaciones de Lourizán y culpó de la decisión al Concello que capitanea Miguel Anxo Fernández Lores. En un comunicado, la compañía acusa al Ayuntamiento de hacer una “oposición destructiva” a la planta por “motivos políticos” y asegura que la "falta de condiciones legales que permitan la inversión en la modernización y la continuidad de la fábrica" precipitaron el cierre.

Elnosa argumenta que "intentaron", desde el primer momento, mantener viva esta iniciativa industrial, pero que "la indefinición legal se volvió incompatible con la estabilidad imprescindible para cualquier inversión empresarial". "Esta situación se agravó, por motivos puramente políticos, por la oposición sistemática y destructiva del Ayuntamiento de Pontevedra". El Gobierno municipal, casi dos décadas liderado por el BNG, siempre se posicionó contra la continuidad debido impacto ambiental y contaminante de la actividad de Elnosa.

Trabajadores de Pontevedra tendrán que trasladarse

La compañía, que agradeció el “apoyo de la Xunta”, seguirá vinculada a Galicia. Bondalti explica que mantendrá la actividad comercial y la base logística del puerto de Vigo.

También continúa en marcha la estructura de apoyo administrativo a la nueva planta que Bondalti está poniendo en marcha en la localidad cántabra de Torrelavega --con una inversión cercana a los 55 millones de euros y cuya inauguración está prevista para 2019--, lo que conlleva la creación de 150 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos. Parte de la plantilla de Pontevedra, tendrá que trasladarse a Torrelavega para mantener el empleo.

El proceso de desmantelamiento de las instalaciones y rehabilitación de los terrenos durará dos años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad