El veto de Bruselas a O2 cuesta 2.200 millones a Telefónica

stop

Directivos de O2 planean una oferta para quedarse con la compañía británica pero rebajan considerablemente lo que iba a pagar Hutchison

El presidente de Telefonica, José María Álvarez-Pallete, durante la junta general de accionistas de la empresa.

Barcelona, 16 de mayo de 2016 (12:46 CET)

El veto de la Comisión Europea a la venta de O2 a Hutchison pasará una factura millonaria a Telefónica. Directivos de O2 preparan una oferta para comprar la compañía, con la ayuda de fondos de capital riesgo, pero a un precio 2.200 millones inferior al que ofrecía Hutchinson.  

El director general de O2, Ronan Dunne, está buscando 8.500 millones de libras (10.790 millones de euros) para hacer una oferta a Telefónica por la compañía británica, según publica el diario británico The Daily Telegraph.  Ejecutivos de O2 están analizando la compra y trabajan con bancos de inversión para encontrar fondos.  

Telefónica cerró un acuerdo con Hutchison para venderle O2 por 10.250 millones de euros (13.000 millones de euros), pero Bruselas vetó la operación la semana pasada. Las autoridades europeas de la competencia no estaban dispuestas a dejar fusionar la todavía filial del gigante español con Three, el operador móvil de Hutchison.  

Este veto abrió la puerta a nuevas ofertas, pero las urgencias de Telefónica para vender y reducir su alta deuda han provocado que las ofertas que se barajan sean claramente inferiores a la inicial. La compañía que preside José María Álvarez-Pallete ha pasado en una semana de poder ingresas 13.000 millones de euros a menos de 11.000.
 
Bien situado

El irlandés Ronan Dunne, que ha estado al frente de 02 durante ocho años y anteriormente era director financiero, conoce mejor que nadie estas urgencias. Por ello, intenta aprovecharlas con la ayuda de inversores y fondos oportunistas que aporten lo que él no tiene: 8.500 millones de libras.  

El director general de O2 está trabajando con bancos de inversión, que buscan la financiación y que cifran la operación en 2.200 millones de euros menos que la frustrada con Hutchison por el ahorro de costes producido por la fusión de dos redes en Reino Unido.  

En el mercado se especula sobre quien podría apoyar a Dunne y los directivos de O2 en la operación, o con que pudiera haber otra oferta liderada por otro amplio conocedor del sector. La prensa británica apunta a Tom Alexander, ex director general de Orange en Reino Unido.  

Varios fondos interesados

Alexander estaría liderando una posible oferta con los fondos de capital riesgo Apax y CVC, y podría aliarse con Dunne. El directivo de O2 es próximo al ex de Orange y han mantenido contactos, aunque todavía están verdes. En cualquier caso, con o sin Alexander, Dunne está dispuesto a lanzar su oferta.  

La semana pasada ya se especuló con una posible oferta de fondos de capital riesgo por O2, lo que disparó la cotización de Telefónica en bolsa, ya que el precio del que se hablaba era similar al pactado con Hutchison. Sin embargo, las opciones que se van visualizando rebajan el optimismo inicial. Han sonado otros nombres, como Sky y Virgin.

Posible salida a bolsa

Desprenderse de O2 era la opción preferida de Telefónica con César Alierta a la cabeza, pero con el cambio de presidente, esto podría variar. La compañía estaría valorando otra opción: sacar su filial británica a bolsa, según informó Bloomberg. Esta operación le permitiría conseguir financiación y mantener el control de la firma.  

Álvarez-Pallete es savia nueva para Telefónica. Casi veinte años menor que Alierta, conoce mejor que su predecesor las áreas de negocio más modernas, como la tecnológica o la de compañías emergentes, que creó. También está más familiarizado con el mercado británico, por lo que vería con buenos ojos mantener los mandos de O2.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad