Vista interior del aeropuerto de Lavacolla

El veto a Italia pone en jaque rutas de 90.000 pasajeros en Lavacolla

La decisión del Gobierno de prohibir todos los vuelos procedentes de Italia impacta en el aeropuerto de Santiago, pero no en Alvedro o Peinador

El sector turístico se está llevando la peor parte de la crisis del coronavirus. A las cancelaciones de reservas de hoteles para las vacaciones de la Semana Santa, que reducen los ingresos de las cadenas hoteleras y los desplazamientos en avión, se suma, desde ayer, la prohibición de volar desde España en dirección a Italia.

La medida no impactará en los aeropuertos de Alvedro (A Coruña) o Peinador (Vigo), pero si en el de Lavacolla (Santiago). Y es que de la terminal compostelana salieron el año pasado vuelos a los aeropuertos de Milán-Bérgamo, Milán-Malpensa y Roma-Fiumicino, que ahora ven cortado su paso ante la decisión del Consejo de Ministros de suspender los vuelos comerciales procedentes del país transalpino (no así de aquellos que se dirijan en sentido contrario).

De Milán a Roma

La medida impacta sobre Italia, que es el tercer país que más vuelos acoge procedentes de Lavacolla (solo por detrás de Reino Unido y Suiza). Las tres rutas con destino a Italia movieron a un total de 91.218 pasajeros a lo largo del año pasado, según las estadísticas oficiales de Aena. Representaron un 3,14% de los 2,9 millones de viajeros que se transportaron a través del aeropuerto de Lavacolla en 2019.

La ruta a Milán-Bérgamo, operada por Ryanair, fue la décimo séptima que más pasajeros movió en la terminal compostelana el año pasado. Por ella circularon un total de 47.164 viajeros, una cifra superior a los 26.068 que movió el enlace a Roma-Fiumicino y los 17.656 pasajeros con destino a Milán-Malpensa, que Easyjet ha dejado de operar este mismo año.

El golpe en este 2020

La decisión del Gobierno para contener el avance del coronavirus amenaza con reducir el tráfico aeroportuario de Lavacolla, que ya en el mes de enero (único dato de este 2020 disponible) sufrió un recorte en su principal enlace a Italia.

La ruta que conecta la capital gallega con el aeropuerto de Milán-Bérgamo pasó de mover a 2.996 pasajeros en enero de 2019 a apenas 1.080 personas en el primer mes del año, mientras que el vuelo con destino a Roma-Fiumicino pasó de 630 a 643 pasajeros a la espera de consumar su cierre definitivo.

Y es que Vueling, aerolínea que operaba hasta ahora este enlace, anunció el pasado mes de diciembre que dejaría de ofrecer vuelos de Lavacolla a la capital italiana a partir de este mes de abril por el deterioro de las expectativas económicas.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad