El único socio privado de Igape y Xesgalicia cambia de manos

stop

La filial de Ahorro Corporación que participa con un 30% en la sociedad de capital riesgo de la Xunta, en una difícil situación financiera, busca comprador

Francisco Conde, conselleiro de Economía en funciones

08 de julio de 2014 (21:27 CET)

El sector público gallego participa y es socio de todo un rosario de empresas, pero solo tiene un socio privado y está en apuros. El Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y su brazo inversor, Xesgalicia, asisten a los movimientos de venta de Ahorro Corporación, la sociedad de capital de las antiguas cajas, cuyo cuaderno circulará entre grandes grupos inversores de la mano de KPMG. A todo ello se añade la singular situación de la filial Ahorro Corporación Desarrollo SGECR SA, que controla un 30% del capital de Xesgalicia. El socio de la Xunta arrastra pérdidas e incluso sus auditores ponen en duda su viabilidad futura.

El Igape controla un 70% de Xesgalicia, la herramienta financiera por excelencia de la Xunta presidida por el conselleiro de Economía, Francisco Conde, mientras que la filial de Ahorro Corporación mantiene el 30% restante. De su futuro no solo tendrán mucho que decir los gestores del grupo inversor de las antiguas cajas, sino también otros accionistas privados. Es el caso de Analistas Financieros Internacionales (AFI), fundada por el catedrático Emilio Ontiveros, que con un 25% se encuentra entre los accionistas de Ahorro Corporación Desarrollo, la socia de la Xunta.

Pérdidas acumuladas

¿Y cuál es la situación esta filial del grupo de las cajas? Pues a decir por su memoria y por los últimos resultados presentados, AC Desarrollo se encuentra en pleno proceso de reconversión, tanto laboral como financiera y societaria. Con unos activos de 2,1 millones de euros, la socia de la Xunta firmó unas pérdidas de 819.000 euros en 2012, frente a los beneficios de 566.000 registrados un año antes.

El vuelco en la cuenta de resultados del socio de Xesgalicia podría quedarse en coyuntural si no fuera por las advertencias de sus auditores, Ernst & Young, que ponen el acento en determinadas incertidumbres que apuntan los propios administradores de la sociedad gestora de entidades de capital riesgo de Ahorro Corporación. Así, señala que la situación económica “se ha traducido principalmente en menores niveles de actividad y dificultades de acceso a los mercados de financiación”.

Reestructuración


En este contexto la sociedad ha venido tomando “medidas en los últimos años tendentes a adaptar su capacidad a la situación”, pero la gravedad de la crisis y el proceso de reestructuración del sector financiero español “han continuado afectando de forma muy significativa a la sociedad, habiéndose experimentado caídas adicionales de los niveles de actividad”.

“El grupo”, continúan los gestores de AC Desarrollo, “ha decidido adoptar medidas adicionales a las ya implantadas en ejercicios anteriores”.

Resultados en 2013

Ha decidido, por ejemplo, adelgazar la estructura y el balance del grupo, reduciendo las necesidades de financiación, “para lo que se han realizado carteras y se están liquidando posiciones, acciones que junto con un programa de reducción de empleo, han supuesto que el grupo incurra en unas pérdidas muy significativas durante el ejercicio 2012”.

Algún efecto ha dado esta terapia de choque, ya que a falta de que AC Desarrollo presente los resultados de 2013, su matriz, Ahorro Corporación, alude en sus cuentas a una ligera vuelta a los beneficios de la filial que participa en Xesgalicia. En concreto, unos 98.000 euros de resultado positivo el último ejercicio. Sus reservas, sin embargo, han caído desde el millón largo de euros de 2012 a los 271.000 euros del año pasado, según la memoria de Ahorro Corporación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad