Andrés Muntaner, exdirector general de Audasa, la concesionaria de la autopista AP-9
stop

Muntaner abandona Audasa sin recuperar las cifras de tráfico previas a la crisis, con parte del vial en obras y con menos personal del que tenía cuando empezó

A Coruña, 18 de noviembre de 2017 (05:55 CET)

Autopistas del Atlántico (Audasa), la propietaria de la AP-9, y Andrés Muntaner, separan sus caminos. El histórico director general dice adiós a una compañía que lideró durante más de dos décadas, tiempo en el que ha visto pasar a cuatro dueños distintos.

Muntaner se va dejando la autopista que vertebra las comunicaciones entre los principales núcleos gallegos patas arriba, con dos de sus tramos más importantes –el entorno de Santiago de Compostela y el puente de Rande– todavía en obras. Este fin de semana, sin ir más lejos, Fomento tiene previstos cortes en el vial que podrían provocar atascos, como los que cada verano se forman en los peajes,.

En los últimos tiempos, las retenciones son cada vez más frecuentes y no se limitan únicamente al periodo estival. Esto se debe en gran medida al recorte de plantilla que experimentó Audasa, casi un centenar de trabajadores en los últimos diez años, y la consiguiente merma en la calidad del servicio. No obstante, esos recortes nunca llegaron al sueldo de Muntaner, que fue creciendo año tras año hasta colocarle entre los directivos mejor pagados de Galicia, con 172.000 euros anuales, según consta en las últimas cuentas de la entidad.

Más tráfico, pero lejos del récord

Una de las notas positivas de sus últimos meses de gestión es que el tráfico se ha recuperado. El año pasado, circularon por la AP-9 una media de 22.659 vehículos diarios, el mejor dato de los últimos cinco ejercicios pero lejos aún de los cerca de 27.000 registrados en los años 2007 y 2008. Está por ver como reaccionan los conductores a la inminente subida de los peajes, una vez se pongan en marcha los tramos en obras, que podría ser mayor aún si prospera el recurso que presentó este mismo año por la rebaja que practicó Fomento en las tarifas.

El final de las obras en el entorno de Santiago y en el puente de Rande conllevará una subida del precio de los peajes 

En el terreno político, Audasa tampoco ha pasado desapercibida. De hecho, el traspaso de la AP-9 se ha convertido en un tema recurrente. Desde el Parlamento gallego el clamor es unánime. Todos los grupos han pedido al Ministerio de Fomento que acceda a traspasar la titularidad del vial a la Xunta, pero el departamento que dirige Íñigo de la Serna ha convertido el 'no' a esta petición en el mantra de su mandato.

Nuevo timonel

En esta cuestión, la empresa se ha mantenido al margen, más preocupada quizá en los últimos meses por el posible cambio de propietarios en Itínere, la concesionaria del vial, de donde procede el sustituto de Muntaner, José César Canal. La operación está actualmente paralizada a la espera de que se resuelva el arbitraje entre los accionistas implicados, entre los que figura Abanca.

El nuevo director general tendrá por delante la ardua tarea de desatascar la situación, pero con la tranquilidad de gestionar una compañía que aporta la mitad de los ingresos de Itínere y que prevé generar más de 6.000 millones de euros de beneficios hasta el final de la concesión, en el año 2048.

Hemeroteca

Audasa (AP-9)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad