El textil gallego más allá de Inditex planta cara a la crisis y aumenta sus ventas

stop

El incremento de la facturación no siempre va parejo a los beneficios por el encarecimiento de los costes de producción

Establecimiento de Bimba y Lola

29 de agosto de 2014 (23:44 CET)

Textil Lonia, Pili Carrera, Viriato, Florentino, Bimba&Lola… Las grandes empresas gallegas de la moda gallega al margen de Inditex han sabido capear la crisis poco a poco. La mayoría han aumentado sus ventas en el último año e incluso los grupos en peor posición parecen recuperarse. Adolfo Domínguez reduce progresivamente sus pérdidas y Caramelo ha logrado superar el concurso de acreedores. El sector tiene claro que, durante los ejercicios en los que más arreciaba la crisis, la caída ha sido tan grande que “ya no puede ir a más”. Ahora, el objetivo es “mantenerse” y progresivamente recuperarse, ayudados sobre todo por la expansión en el extranjero.

Desde el clúster del textil gallego, Cointega, su secretario general, Alberto Rocha, explica como la caída del sector en el mercado nacional se ha estabilizado “e incluso ha contabilizado un ligero repunte”, a pesar de los cierres que se registran en tiendas multimarca. Las perspectivas en el sector están al alza, aunque son conscientes de que están muy lejos todavía de remontar a los datos del período anterior a la crisis.

Los márgenes se resienten

De momento, las ventas de numerosas empresas gallegas van aumentando tímidamente, algo, sin embargo que no siempre va parejo al incremento de beneficios. “Se debe a que los márgenes se van resintiendo. Se ha ajustado mucho y los costes de producción ya no son los que eran”, explica Rocha. Efectivamente, el encarecimiento de la producción en la zona asiática ha sido uno de los motivos por los que muchas empresas del textil han regresado en los últimos años a los mercados de proximidad. No sólo España, también Portugal, Marruecos o Túnez se han beneficiado de esa situación.

Más allá de las astronómicas cifras de Inditex, en el textil gallego el principal ejemplo de grupo textil con facturación al alza es Lonia, empresa ourensana que explota las marcas de Carolina Herrera y Purificación García y está pilotada por los hermanos de Adolfo Domínguez. Según su último informe de cuentas anual, ya en 2012 facturó 231 millones de euros, frente por ejemplo a los 111 millones en ventas que ingreso el modisto que popularizó la arruga. El beneficio de Lonia fue de 36,5 millones de euros ese ejercicio, frente a los 37,6 del año precedente.

Otro de los ejemplos de facturación al alza en tiempos de crisis tiene que ver también con la familia Domínguez. Bimba y Lola, empresa de las sobrinas de Adolfo Domínguez, consiguió unas ventas de 70,8 millones de euros en 2012 frente a los 59,9 millones de euros ingresados en el ejercicio precedente.

Ingresos al alza

En esos dos años, la facturación de Pili Carrera, especializada en ropa infantil y con gran implantación en los últimos años en el mercado internacional, se mantuvo en márgenes que rondaban los siete millones de euros, mientras que Viriato pasó de 10,4 a 11 millones en ingresos. Centrada en la producción al por mayor para otras marcas, también destaca Textil Saroni, ubicada en Verín, que cerró el ejercicio 2012 con ventas por valor de 35 millones de euros, seis millones más que el año anterior.

Otro ejemplo de facturación al alza en tiempos de crisis es Etiem Textil, firma de lujo creada en 2004 con sede en Arteixo (A Coruña) y cuyo director general es Javier Cañás Caramelo, el primer socio fundador de Caramelo. Las ventas en su último ejercicio con cuentas presentadas en el Registró Mercantil ascendieron a 13 millones de euros, tres más que el anterior.

Freno a los recortes

Tras varios ejercicios con recortes y expedientes de regulación en empresas del textil gallego, la sangría parece haber frenado este 2014. Desde Cointega explica como las medidas de ajuste se han reducido mucho en esta primera mitad del año "e incluso se están registrando contrataciones".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad