El Supremo obliga a Jove a pagar un millón de euros por su bodega de Ribera del Duero

stop

Jove mantuvo durante seis años un litigio con los antiguos propietarios de las bodegas sorianas Dominio de Atauta y Atalayas de Golbán

Viñedos de la bodega Dominio de Atauta y Manuel Jove

en A Coruña, 23 de febrero de 2017 (05:00 CET)

El bien engrasado negocio vinícola de Manuel Jove, nueve bodegas que operan bajo el paraguas de Avante Selecta, tenía un cabo suelto que acaba de anudar el Tribunal Supremo para desgracia del empresario gallego, que tendrá que desembolsar más de un millón de euros tras la derrota judicial.

La Sala de lo Civil, en sentencia del pasado ocho de febrero, rechazó el último recurso de Jove, presentado a través de sus sociedades Arnela Capital Privado e Inveravante Selecta, en la disputa que durante al menos seis años mantuvo con los antiguos propietarios de las dos bodegas sorianas que adquirió en 2008, Dominio de Atauta y Atalayas de Golbán. Una vez integradas en la división vitivinícola del grupo, estas bodegas proporcionan los únicos caldos con DO Ribera del Duero que comercializa Avante Selecta.

La ruptura

El objetivo de Inveravante en el proceso judicial era doble. Por un lado, intentaba evitar el pago de 930.000 euros, la cuantía que quedaría pendiente de abonar a los antiguos propietarios de los viñedos en base al calendario de pagos establecido en el momento de la venta. La operación ascendía a más de 10 millones, aunque 3,3 millones se deducían por la asunción de la deuda financiera de la sociedad propietaria. Para el resto se establecieron unos plazos.

Todo fue bien hasta que Inveravante desencadenó el litigo al negarse a abonar la cantidad correspondiente al segundo devengo el 31 de marzo de 2011. Los vendedores, el distribuidor Miguel Sánchez y su familia, que a priori iba a colaborar con el equipo de Jove en la gestión de las bodegas, acudieron a los tribunales. El caso no se resolvió hasta este febrero.

Indemnización millonaria

Manuel Jove no solo rechazaba abonar la cuantía pendiente, sino que reclamaba una indemnización de 2,3 millones de euros al entender que los activos en cartera de la bodega estaban sobrevalorados. En concreto, hacía referencia a vino que se encontraba en mal estado y que el informe pericial encargado por Inveravante consideró como caldos solo aptos para venderse "a granel o para vinagre". Razón por la cual, entendía la empresa gallega, se habían incumplido las garantías prestadas en el contrato de compraventa y era necesario restituir los daños y perjucios ocasionados. Afectaba a añadas comprendidas entre 2006 y 2011.

El caso pasó por todas las instancias, empezando por el Juzgado número 2 de A Coruña en primer término, para llegar a la Audiencia Provincial y, finalmente, al Supremo, que inadmitió el recurso presentado por las empresas de Jove. El periplo costará al empresario más de un millón de euros, al sumar a la cuantía reclamada el pago de las costas.

Los argumentos del tribunal

Los tribunales rechazaron los argumentos de Jove basándose en dos cuestiones. En primer término, que el vino es un elemento "vivo" y que evoluciona con el tiempo. Por ello, los informes presentados por Inveravante, con años de distancia sobre la toma de control de las bodegas, no tenían una fiabilidad absoluta.

Por otra parte, la Audiencia Provincial aseguraba en su sentencia de 2014 que las añadas puestas en cuestión se habían comercializado como Ribera del Duero y, por tanto, bajo el paraguas de un Consejo Regulador que ya había ejercido un control sobre los caldos. Ni hubo cambios en esta tasación positiva ni la reclamación de Inveravante se fundamentó en devoluciones por parte de los clientes. De hecho, Atauta era habitual en los rankings de calidad del sector.

El negocio marcha

Pese al revés judicial, la división vinícola de Inveravante parece avanzar a buen ritmo. En el balance presentado para el ejercicio 2015, la venta de vino y quesos manchegos (a través de Quesería 1605) alcanzó los 14,6 millones, con un incremento del 5% en la cifra de negocio.

El grupo está conformado por nueve bodegas y comercializa las variedades Rías Baixas, Monterrei, Vino de Zamora, Rueda, Rioja, Jerez y Ribera del Duero. A esto se suma los reconocimientos que han logrado alguno de los caldos. Sin ir más lejos, el Valdegatiles 2010 de Bodegas Atauta logró la tercera mayor puntuación en la prestigiosa Guía Peñín 2017.

Jove también tiene en marcha un negocio hostelero formado principalmente por los hoteles Attica 21, aunque también controla el restaurante El Rincón de Osmo, en primera línea de mar en Corme.

Hemeroteca

Manuel Jove
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad