El Supremo bendice el ERE de Tragsa, que afecta a 150 trabajadores en Galicia 

stop

Considera ajustado a derecho el mayor ajuste de plantilla en una empresa pública española

Protesta de los trabajadors de Tragsa

en A Coruña, 14 de octubre de 2015 (19:23 CET)

El Tribunal Supremo ha declarado ajustado a derecho el ERE de Tragsa-Tragsatec, lo que supone dar luz verde al mayor ajuste de plantilla en una empresa pública española, con 1.639 trabajadores afectados. De ellos, unos 150 trabajan en Galicia, informa Comisiones Obreras.

La sala ha estimado el recurso de casación de las empresas, después de que la Audiencia Nacional decidiera en abril del año pasado anularlo. A juicio del Supremo, "no concurren" los requisitos para apreciar que haya existido grupo irregular de empresas y que no tiene en el caso responsabilidad solidaria la filial Tragsatec.

El Supremo ha señalado que ante la inspección de trabajo y en el acuerdo finalmente no ratificado, la representación laboral estimó suficiente la documentación aportada, por lo que no es necesario aportar justificación adicional de la causa organizativa cuando se reduce el número de afectados. También considera suficiente la documentación aportada y los criterios de selección de los afectados, pues están referidos a un cuadro geográfico y funcional de amortización de puestos de trabajo y en ellos se respetaron además los criterios constitucionales de mérito y capacidad. Tampoco ve discriminatorio que el despido afecte solo a personal fijo y no a los contratados temporales.

Caída de ingresos

El Grupo Tragsa forma parte del holding de empresas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), también dueño de Navantia. La dirección se ha mostrado abierta a negociar con los sindicatos tras conocer el fallo.

Justificó la drástica reducción de empleo por la caída de los ingresos que le llevarán a incurrir en unas pérdidas de 17 millones de euros al final de este ejercicio, y argumentó que el coste de personal, principal partida de gasto, no se ha reducido acorde a la fuerte caída productiva y al descenso de la cifra de negocio.

En el momento de iniciarse el procedimiento de despido colectivo la plantilla de Tragsa estaba formada por 6.773 trabajadores, de los cuales 4.430 eran indefinidos y 2.343 temporales.

Los sindicatos seguirán la batalla

La sentencia del Supremo es, sin embargo, "lesiva" para los trabajadores de la empresa pública, según ha advertido CC.OO. en un comunicado. En concreto, el sindicato estima que la sentencia de la Audiencia Nacional que declaró nulo el expediente de la empresa pública estaba "perfectamente justificada" ante la existencia de "flagrantes irregularidades" en el procedimiento, por lo que ha producido "extrañeza" la decisión conocida hoy.

Por otra parte, la Federación confía en el sentido común de Tragsa para, con independencia del fallo de la sentencia, dejar sin efecto la aplicación de las medidas contempladas en el expediente, habida cuenta de la acreditada necesidad del mantenimiento del volumen de empleo. En todo caso, el sindicato se reserva el derecho a tomar las acciones legales que se crean oportunas ante lo que considera ha sido un nuevo ataque a la clase trabajadora.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad