El sueño de San Luis vuelve a escaparse: la expansión madrileña la aboca al concurso

stop

TRAS AÑO Y MEDIO EN FUNCIONAMIENTO

Tienda de San Luis

A Coruña, 02 de abril de 2015 (19:28 CET)

Hacer realidad un sueño no es tarea fácil. Lo sabe bien Lorenzo López, el presidente de San Luis, la cadena de electrónica y menaje del hogar con sede en A Coruña, que volvió a ponerse en marcha en el verano de 2013. Tan sólo un año y medio después de poner a funcionar sus primeras tiendas en la ciudad herculina, la compañía se ve abocada a solicitar el concurso de acreedores. Según diversas fuentes, la expansión por Madrid y el resto de la Península que acomete la firma está detrás de la suspensión de pagos.

El proceso se llevó con discreción ya que el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña ya aprobó la solicitud de concurso e incluso ha nombrado ya a los administradores del proceso. Según explican fuentes de la compañía, la decisión de pedir la antigua suspensión de pagos vino después de que la firma registrase unas pérdidas de más de tres millones de euros.

Ajuste de tiendas y plantilla

Ahora, tendrá que afrontar un plan de ajuste y reestructuración que, muy seguramente, pasará por reducir plantilla y, sobre todo, red, cerrar aquellas tiendas que no sean rentables.

Este hecho hace pensar que el grueso del ajuste tendrá lugar fuera de Galicia. "El objetivo es que la gente no pierda su puesto de trabajo y tenga futuro", indican fuentes de la empresa coruñesa. La intención del grupo es la de superar el concurso en un período de breve de tiempo, entre tres y seis meses.

Rápida expansión

La nueva San Luis nació en el verano de 2013, después de que Lorenzo López recuperase la histórica marca comercial tras llegar a un acuerdo con la multinacional francesa Darty, a la que vendió su red en 2007. En un principio la intención de la compañía era abrir 10 tiendas repartidas en Galicia y Castilla y León. Sin embargo, la expansión fue rápidamente más allá.

La firma gallega llegó a un acuerdo para abrir 10 tiendas en Madrid de la mano de Menaje del Hogar, enseña con la que se habia fusionado en 2005, antes de la maniobra de venta a Darty. También se proyectaron aperturas en otras zonas de la Península, según llegó a anunciar López. Unas aperturas que, según los trabajadores de San Luis, no han resultado rentables.

Fondo de capital riesgo

Lorenzo López no afronta sólo el concurso. Lo hace en alianza con el fondo de capital riesgo Hyperion, poseedor del 50% del capital de la compañía.

La actual San Luis Electrónica nació con un capital de 500.000 euros, aunque rápidamente la cantidad se dobló con la entrada de Hyperion. Además, el fondo aportó 2,5 millones de euros en concepto de prima de emisión vinculada a la ampliación. Una cantidad esta, similar a la que ya había sido desembolsada en su día por Lorenzo Lóprez para la puesta en marcha de la cadena.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad