El suegro de Baltar rehabilitó con fondos públicos el pazo que vendió a Mario Conde

stop

La Xunta reclama los 20 millones de pesetas procedentes de Bruselas que concedió para la rehabilitación del inmueble, que dejó de operar como casa de turismo rural al ser traspasado al ex banquero

La Guardia Civil registró en el pazo de A Mezquita de Mario Conde

en A Coruña, 16 de junio de 2016 (22:36 CET)

La Xunta financió con 20 millones de las antiguas pesetas la rehabilitación del pazo de A Mezquita (Ourense) propiedad de Mario Conde, que pasaba allí largas estancias fundamentalmente en verano. La ayuda, procedente de fondos europeos, no fue directamente para el ex banquero, sino para los entonces propietarios, la familia Caldelas.

Fueron ellos, familia política del presidente de la Deputación de Ourense, Manuel Baltar, casado con María José Caldelas, quienes vendieron el pazo de la parroquia de Chaguazoso a Conde a través de un alquiler con opción a compra.

Incumplimientos

Esta operación es la que ha forzado a la Xunta a reclamar la devolución de la ayuda por detectar "irregularidades" en el uso de los fondos públicos. El Gobierno gallego respondió así a una pregunta de la diputada socialista Noela Blanco, reconociendo que había reclamado el reintegro de la ayuda pero sin aclarar en qué consistían dichas irregularidades.

En el sector se da por hecho que la transmisión del pazo a Conde incumplía los requisitos del programa de subvenciones, destinado a establecimientos turísticos con el objetivo de fijar población y empleo en el rural. Al dejar de funcionar como casa de turismo rural por el periodo que exigía la convocatoria de ayudas, se incumplieron los requisitos.

Según informa la Xunta, el suegro de Baltar, José Caldelas, tendrá que devolver entre 2015 y 2019 el dinero, pues ya se ha iniciado el expediente de reintegro de subvención "y es firme".

[Consulte aquí la respuesta de la Xunta]
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad