El 'stock' de Begano abastace a Madrid de Coca-Cola

stop

La empresa desvía producción ante la huelga indefinida de la planta de Fuenlabrada mientras finaliza el plazo de negociación para un ERE que afecta a 102 personas en Galicia

Manifestación en Madrid contra el cierre de la embotelladora | EFE

20 de febrero de 2014 (22:52 CET)

Este viernes finaliza el plazo para la negociación del ERE que pretende llevar a cabo Coca-Cola Iberian Partners, grupo que integró a todas las embotelladoras de la Península del popular refresco. A pesar de las fuertes protestas, la compañía parece decidida a cerrar las plantas de Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Palma de Mallorca y Colloto (Asturias). En Galicia, la reestructuración afectará a 102 personas, la mayoría de ellas personal administrativo.

Las protestas más contundentes de los trabajadores se han producido en los centros afectados por el cierre, especialmente en Madrid. Por eso, Coca-Cola Iberian Partners ha decidido trasladar parte de la producción de la planta coruñesa de Begano allí, con el objetivo de abastecer a la comunidad a pesar del boicot puesto en marcha por los empleados de Fuenlabrada como protesta.

Denuncia ante Inspección de Trabajo

Lo manifestaron este jueves en Madrid representantes del sindicato CCOO, que seguran que la producción que se desvía también procede de las plantas de Catalunya y de Portugal. Algo que, según la central sindical implicaría que la compañía asume importantes costes, a pesar de estar en medio de un ERE.

En Galicia, fuentes de Comisiones Obreras aseguraban que el sindicato estudiaba presentar una denuncia ante Inspección de Trabajo, al entender que el traslado de la producción desde el área de A Coruña al área de clientes de Madrid vulneraba el derecho a huelga de sus compañeros. No obstante, el traslado de producción no está implicando mayor carga de trabajo para los más de 350 empleados de Begano.

Begano no hace horas extras

“En Begano no se están haciendo horas extras. Los trabajadores están cumpliendo con su jornada y este martes y este jueves hubo huelga. Lo que está haciendo la empresa es trasladar a Madrid el stock que hay en la factoría para poder abastecer Madrid”, explican desde el sindicato UGT, también con presencia en Begano.

Cuando en Fuenlabrada llevaban tan sólo una semana de huelga, los sindicatos aseguraban que las ventas de la bebida gaseosa habían caído en Madrid en torno a un 40%.

La última oferta de la dirección

De este modo, mientras la fábrica de Begano abastece de Coca-Cola a Madrid con el stock de su producción la zona, los plazos del ERE siguen en marcha. La última oferta de la empresa, presentada a los sindicatos el martes proponía unas indemnizaciones pre-reforma laboral, de 45 días por año trabajado y un máximo de 42 mensualidades, en lugar de los 30 días ofertados inicialmente. La dirección también planteó aumentar el número de prejubilaciones para reducir los despidos, que inicialmente se habían fijado en 750 despidos en toda España y 500 recolocaciones. No obstante, los sindicatos se niegan en rotundo a permitir los cierres, por lo que, hasta este jueves, las negociaciones semejaban encalladas.

¿Habrá despidos en Galicia?

En Galicia desde UGT indican que la sombra de los despidos planea sobre el centenar de afectados. “Destrucción de empleo se va a producir, porque entre esos 102 trabajadores habrá quien por sus circunstancias no pueda aceptar un traslado, por lo que al final, habrá gente que se quede en la calle”, opina el sindicalista Juan Fernández.

De momento, CCOO ha indicado que piensa llevar a los tribunales el expediente de regulación de empleo. Uno de sus argumentos, es que la compañía ha planteado un ERE conjunto fruto de la fusión de las embotelladoras que, en su opinión, podría ser ilegal al ser laboralmente sociedades distintas. “No sabemos qué es lo que puede pasar, si el expediente se puede paralizar y retomarse luego individualmente en cada fábrica o seguir adelante”, reflexionan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad