Bruce Cozadd, consejero delegado de Jazz Pharmaceuticals / Jazz Pharmaceuticals

El socio de Pharma Mar en EEUU prueba en España su fármaco anti-covid

Jazz Pharmaceuticals se suma a la carrera de las farmacéuticas por desarrollar un tratamiento efectivo contra el coronavirus

Más de una decena de compañías compiten en la carrera por desarrollar un tratamiento eficaz contra el coronavirus en España, tramitando a través de la Agencia Española de Medicamentos las investigaciones de sus fármacos. En este grupo está Pharma Mar, que ensaya la utilidad de su compuesto Aplidin contra el virus y que estima que no tendrá una aprobación definitiva antes de que finalice 2020. Curiosamente, los mismo hace el socio en Estados Unidos de la compañía que preside José María Fernández de Sousa.

Jazz Pharmaceutical, un partner clave para el futuro inmediato de Pharma Mar, prueba en España uno de sus fármacos, denominado Defitelio (defibrotide), para validarlo como tratamiento contra el coronavirus. De manera similar a lo que intenta la farmacéutica española con la adaptación de su antitumoral, su socio prueba un medicamento indicado para los pacientes que han sido sometidos a un trasplante de médula ósea.

El acuerdo que impulsó a Pharma Mar

La multinacional con base en Irlanda firmó con Pharma Mar un acuerdo de licencia en diciembre del año pasado para la comercialización en exclusiva de lurbinectedina en Estados Unidos, un tratamiento para cáncer de pulmón. La compañía española ingresó un pago inicial de 200 millones de dólares y tiene en el horizonte otros 800 millones si completa el desarrollo del fármaco e inicia su comercialización, con lo que sumaría también royalties por las ventas.

Este acuerdo está detrás del crecimiento en bolsa de Pharma Mar, que ha multiplicado por diez su capitalización desde el cierre de 2018, del dividendo con el que remunerará a los accionistas y del fin de la ajustada liquidez con la que convivía la antigua Zeltia.  

Jazz Pharmaceuticals, de Dublín a Murcia

Jazz Pharmaceuticals, con un volumen de negocio próximo a los 2.000 millones de dólares, recibió el 1 de abril la aprobación por parte de la Agencia Española de Medicamentos para el ensayo clínico en fase IIb de defibrotide, que se inició el 15 de abril.

“Los resultados podrían demostrar la eficacia del defibrotide en disminuir la mortalidad de la enfermedad, evitando la progresión de la misma a estadios avanzados, y disminuir el tiempo de ventilación mecánica de aquellos pacientes que la requieran”, dice la justificación del estudio, que está coordinado por el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria.

El ensayo clínico preveía un periodo de tres meses para la obtención de los primeros resultados y requería de unos 120 pacientes, 80 con el fármaco experimental y 40 con placebo. El objetivo final es determinar si es eficaz para reducir el distrés respiratorio y, en consecuencia, la principal afección pulmonar provocada por el coronavirus. De esta manera se evitaría la entrada de pacientes en UCI y, en consecuencia, se rebajaría la mortalidad.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad