Operarias de la industria téxtil gallega

El sector textil perderá casi el 40% de sus ventas por el coronavirus

La Confederación de la Industria Textil prevé una caída de la facturación del 37% en el sector y pide liquidez al Gobierno y una moratoria de impuestos

La crisis del coronavirus amenaza con asestar un golpe a las cuentas de resultados de las empresas del textil asentadas en España. Según la Confederación de la Industria Textil (Texfor), todas las firmas del textil verán reducida su facturación en este 2020 y prevén una caída de facturación media de hasta el 37%.

Y es que el estallido de la pandemia ha llevado consigo el cierre de los establecimientos comerciales y, además, muchas de estas empresas (entre ellas las gallegas Inditex o Sociedad Textil Lonia) han reorientado parte de su producción hacia la fabricación de batas o mascarillas para los equipos de protección de los sanitarios.

El sector, a ciegas

La secretaria general de Texfor, Marta Castells, ha asegurado a la agencia EFE que hay empresas que ya vislumbran caídas de hasta el 75% en su cifra de negocios ante el confinamiento que ha forzado que, aunque el 75% de las empresas del sector se mantengan operativas a través de envíos online, se sitúen en volúmenes de actividad muy alejados de los normales.

Además, el otro 25% restante no sabe todavía cuando podrá volver a la normalidad al no contar con detalles de cómo se ejecutará el desconfinamiento y a partir de qué fechas podrán volver a abrir los pequeños establecimientos, que, por ejemplo, en Portugal podrán retomar la normalidad ya en el mes de mayo.

Situación “sin precedentes”

En cuanto a las medidas laborales aplicadas, el 13% de las empresas sigue igual que antes de esta crisis sanitaria y el 60% ha presentado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). La mitad de ellos se han solicitado por fuerza mayor y la otra mitad por causas económicas, productivas u organizativas. Otro 10% de las empresas está adaptando la jornada a la situación actual y el resto está haciendo pactos con los trabajadores para introducir algunas medidas de flexibilidad.



Castells ha asegurado que, como pasa en otros ámbitos productivos, la situación actual del textil "no tiene precedentes", pese a que el sector está bastante acostumbrado a lidiar con diferentes crisis y readaptarse a nuevos tiempos. Por ello, el sector ha reclamado al Gobierno un plan de ayuda que pase por facilitar una mayor liquidez a las empresas. En este sentido, Castells considera necesaria la moratoria en el pago de los impuestos y ayudas directas a las empresas para hacer frente a todas las dificultades que las compañías se están encontrando.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad