El sector eólico perderá el 40% de sus ingresos tras los recortes de Industria

stop

La patronal gallega augura cierres, despidos y la paralización de las inversiones

Parque eólico

11 de febrero de 2013 (19:36 CET)

La Asociación Eólica de Galicia (EGA) ha criticado con dureza la política energética del Ministerio de Industria, que califica de “improvisada, errática y falta de criterio”. La patronal del sector va, incluso, un paso más lejos y advierte que, en el último año, las medidas aplicadas por el Gobierno “han conseguido desmantelar la privilegiada posición internacional de España en el sector de las energías renovables”.

El enfado de empresarios y promotores se debe a la última reforma eléctrica aprobada por el Consejo de Ministros y que supone un nuevo recorte para las energías renovables. Con el último cambio, los promotores perderán la posibilidad de escoger entre una tarifa regulada fija o acudir al precio de mercado de la electricidad beneficiándose de una compensación. Esta última prima ha sido eliminada, por lo que las empresas se refugiarán, como mal menor, en la tarifa regulada.

Es el segundo batacazo que recibe la industria en apenas un año. La rebaja temporal del 35% de las primas a los parques en marcha, primero, y un nuevo impuesto del 7% a la generación eléctrica, después, han puesto en peligro su supervivencia. Calculan que estas reformas han acabado con el 40% de los ingresos que preveían obtener cuando pusieron en marcha sus proyectos. Unos ingresos “previa y legalmente reconocidos”, advierten.

Contra la Ley del Sector Eléctrico

A golpe de Decreto Ley, los parques eólicos han ido perdiendo rentabilidad a medida que se implantaban medidas fiscales para disminuir sus ingresos. Este ha sido uno de los aspectos que más indignación ha causado entre los promotores. Las condiciones en las que pusieron en marcha sus proyectos han cambiado decisivamente, dejando escaso margen de rentabilidad para hacer frente a la inversión realizada.

EGA cree que estas medidas “atentan gravemente contra la seguridad jurídica del sistema y la irretroactividad de las normas”, además de eludir los “requisitos legales exigidos por la Ley del Sector Eléctrico y la normativa eólica, que obligan a dialogar con los agentes y asociaciones del sector”.

Contra Soria

Desde el Ministerio de Industria han defendido estas actuaciones como necesarias para reducir el déficit tarifario. En concreto, José Manuel Soria calculó que la última reforma permitiría ahorrar entre 250 y 500 millones de las arcas públicas.

EGA, en cambio, lamenta que las energías renovables se hayan convertido en la blanco predilecto del ministro de Industria a la hora de atajar el déficit de tarifa. “Es absolutamente falso que el sector eólico cause el incremento del déficit tarifario y es responsabilidad del Ministerio de Industria la continua, sorprendente e inconcebible campaña pública de descrédito del sector”, critican.

Desde la patronal, recuerdan que el déficit de tarifa es “un instrumento con finalidad exclusivamente política, de cuya creación y desarrollo “sólo es responsable” el Ministerio.

¿Qué piden?

Con estos argumentos como base, la Asociación Eólica gallega pide a la Xunta que adopte una postura “activa y combativa” en defensa de los intereses de Galicia. El Ejecutivo gallego ya presentó un recurso de inconstitucionalidad contra el real decreto del Gobierno central, que suspendió las primas a las nuevas instalaciones de energía renovable.

También solicitan al Ministerio de Industria la aprobación de un un marco retributivo específico para el sector eólico y la revocación de las últimas reformas que, según aseguran, provocan “no solo la deslocalizacion, el despido de trabajadores y el desmantelamiento y cierre definitivo de las instalaciones, sino que desincentivan cualquier futuro interés inversor del sector”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad