El sector eólico denuncia retrasos en las líneas para evacuar la energía

stop

Dicen que esta situación, unida a los futuros gravámenes estatales que esperan, dificultan el futuro de los parques

Parque eólico de Iberdrola en EEUU

22 de julio de 2012 (23:54 CET)

El sector eólico está en pie de guerra contra las Administraciones estatal y autonómica. Asociaciones eólicas de toda España denuncian que el nuevo impuesto sobre la energía renovable que se especula aplicará el Gobierno central dejará a los parques al borde de las pérdidas. Además, desde Galicia denuncian ahora que la propia Administración no está apostando por la energía del viento.

Fuentes del sector eólico gallego indican que las obras de las líneas de evacuación que deberían servir para llevar la energía desde los parques a los hogares van con retraso. Una información que es también denunciada por los grupos que conforman la oposición a la Xunta de Galicia, PSOE y BNG.

Inversiones “de los promotores”

En el último concurso eólico de la Xunta de Galicia del año 2009 se repartieron un total de 2.325 megavatios. De llegar a ponerse en marcha --algo que ahora parece dudoso, por lo menos en los plazos marcados-- la potencia en la comunidad se dispararía hasta los 6.500 megavatios, por lo que sería obligatorio el refuerzo de las conexiones eléctricas.

Red Eléctrica Española es la encargada de llevar a cabo estas líneas de evacuación, sin embargo, el sector denuncia de la preparación de estas vías va con retraso. “Efectivamente está habiendo problemas con las vías de evacuación. Es cierto que Red Eléctrica ha estado colaborando en las nuevas líneas que tienen que conectar Galicia con la Meseta y con Asturias, pero hay retraso”, indican fuentes del sector eólico que prefieren mantenerse en el anonimato.

“Incluso los propios promotores han hecho inversiones para mejorar estas vías”, indican.

Listas antes de 2014

Según indican los socialistas gallegos los retrasos se están dando en las líneas previstas entre Trives (Ourense) y Aparecida (Zamora) y entre Boimente (Lugo) y Pesoz (Asturias). “Realmente todo esto no es más que un indicativo de que el concurso eólico fue una chapuza. Se prometieron 14.000 puestos de trabajo hace tres años y ahora lo que estamos esperando es que no se marchen muchas empresas”, comenta el diputado socialista, José Luis Méndez Romeu.

“Existe un compromiso de Red Eléctrica de que las líneas de evacuación necesarias estarían listas antes de 2014, pero la información que llega es que, de momento, va muy atrasado. Si el concurso no se hubiera parado y repetido quizás estuvieran ya preparadas”, indica el nacionalista Fernando Blanco Parga.

Economía Digital espera una respuesta de Red Electrica Española sobre el estado y previsión de las obras en líneas de evacuación.

Planes industriales

Desde el sector eólico afirman que estos retrasos, unidos a los gravámenes que esperan que les aplique el Gobierno y a los que ya les aplica la Xunta ponen en duda el futuro del sector eólico gallego. “Lo que no tiene mucho sentido es que en estos momentos nos estén pidiendo además cumplir con los planes industriales que se vincularon al reparto de megavatios. Las circunstancias han cambiado y tener que hacer planes no vinculados ni siquiera al sector eólico no parece factible”, explican.

De hecho, uno de los planes empresariales que más polémica generó fue el que, por el momento, sigue en manos de la empresa Estela Eólica, que se comprometía a llevar a cabo una planta de reciclaje en el Sur de Galicia.

Por el momento, desde la Xunta pide cautela al sector y que no se adelante en acontecimientos ya que los gravámenes del Ministerio de Soria aún no han sido aplicados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad