El sector alerta de que los parques eólicos están a punto de entrar en pérdidas

stop

La patronal le dice a la Xunta que los gallegos pagarán más por la luz si no retira el canon eólico

Aerogeneradores eólicos

17 de julio de 2012 (22:18 CET)

El sector eólico gallego ve desmoronarse sus planes de futuro. La Asociación Eólica de Galicia (EGA) sostiene que el nuevo impuesto sobre la energía renovable que, previblemente, prepara el Gobierno central, dejará a los parques eólicos de la comunidad al borde de entrar en pérdidas.

“Muchas instalaciones no podrán soportar la obligación de abonar el impuesto del 11% sobre su facturación y otras, directamente, quedarán al límite de su viabilidad”, indican.

EGA recuerda que en Galicia, los parques eólicos ya cuentan con una serie de impuestos propios-- además de los hipotéticos futuros estatales-- que son de carácter autonómico y municipal. Efectivamente, además de los impuestos propios del concello, la Xunta estableció en su día un canon eólico y ahora aplica también el impuesto de transmisiones patrimoniales, que grava con 40.000 euros cada megavatios que se vaya a instalar.

“Retirar el canon eólico”

En este punto, el eólico gallego alerta también a los usuarios. “Las consecuencias negativas de esta fiscalidad no sólo la pagarán las empresas eólicas, también los consumidores gallegos. El Gobierno central ha establecido que los impuestos de carácter regional han de ser repercutidos en el recibo de la luz, por lo que los 22 millones de euros que cada año han venido pagando a la Xunta las empresas eólicas, habrán de ser recargados en lo sucesivo en la factura que las eléctricas pasan a sus clientes de Galicia, mientras que en el resto de España tendrán la luz más barata”, indican.

“Las empresas gallegas perderán competitividad al pagar más cara la energía y los consumidores domésticos sufrirán un nuevo perjuicio público en la economía familiar. Sólo la Xunta podrá liberarlos de esta contribución adicional retirando el canon eólico con el que ha venido penalizando el desarrollo del sector”, indican.

La Xunta no ve sobrecoste

Ante la alerta que estas declaraciones pueden causar no sólo a empresas auxiliares del eólico, sino a los propios usuarios, la Xunta ha tratado de salir al paso. Así, desde la consellería de Economía e Industria aseguran que el canon eólico “no supone un sobrecoste” para el sistema eléctrico, y subraya que sirve “de ayuda a los ayuntamientos gallegos”.

Economía cree que la patronal eólica “se adelanta” al incluirlo entre los impuestos de carácter regional, que según el real decreto aprobado en el último Consejo de Ministros, tendrán que ser repercutidos en el recibo de la luz.

No adelantar acontecimientos

El texto aprobado por el Gobierno central el pasado viernes, explica la consellería, recoge que será el ministerio el que determinará "qué tipo de tributos pueden suponer un sobrecoste para el sistema". "El Gobierno gallego considera que el canon, creado como instrumento de ayuda a los municipios y que hasta la fecha suma 70 millones de euros, no supone un sobrecoste".

Del mismo modo, y a pesar de los rumores, el Gobierno de Núñez Feijóo mantiene la cautela y recuerda que la mencionada tasa eléctrica no ha sido aprobada todavía por el Ejecutivo central.

2.300 megavatios, en el aire

El departamento de industria insiste en que el último concurso eólico de la Xunta, en el que se repartieron más de 2.300 megavatios en toda Galicia, sigue adelante. Sin embargo, desde EGA dudan de que esos megavatios sean finalmente puestos en marcha a tenor de las circunstancias.

“En este contexto, es muy dudoso que los 2.300 megavatios distribuidos en el último concurso lleguen alguna vez a instalarse, porque los impuestos, las dificultades técnicas de financiación y la obligación de realizar un plan industrial asociado a los proyectos eólicos hacen inviable cualquier iniciativa”, aseguran.

Cuando la Xunta de Galicia, en 2009, llevó a cabo el último concurso eólico, el presidente Feijóo aseguró que entre puestos directos e indirectos, el eólico podría generar 14.000 empleos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad