El secreto de Nordés, la ginebra gallega que conquistó Portugal

stop

Cumple dos años en el mercado como la tercera marca más vendida en el país vecino y en pleno proceso de expansión

Botella de Nordés y Xoán Cannas

17 de junio de 2014 (02:05 CET)

En junio de 2012 la ginebra gallega Nordés salió al mercado, fruto de la iniciativa de los dos socios de Atlantic Galician Spirits, Xoán Cannas y Juan Luis Méndez, y en un ambiente efervescente para los destilados gallegos, con Gin Sea, Entropía o Platú, entre otras marcas, haciéndose hueco en el prestigioso paladar de los bebedores de gin tonic.

Nordés cumple dos años situándose como la tercera ginebra más vendida en Portugal y en pleno proceso de expansión, con presencia en una quincena de países de cuatro continentes. Pero Xoán Cannas, un sumiller de discurso provocador, Nariz de Oro en 2004, advierte: “La exportación es un deporte caro y de riesgo”. Así que el proceso irá poco a poco.

El distribuidor, pieza clave

La pauta la marca Portugal, una plaza conquistada y con margen de crecimiento. Nordés comenzó lentamente instalándose en Galicia antes de acometer mudanzas a tierras más lejanas. Pero el país vecino resultó un elemento diferenciador. Fue clave el papel jugado por el importador, la familia Gutérres, con dilatada experiencia en el sector. Y fue clave la fe en que ese mercado incipiente de Portugal, eclosionaría.

“Por otro lado, la familiaridad de los portugueses con la variedad albariño, autóctona también del norte de Portugal, hizo que sintiesen Nordés como algo cercano a ellos, a su idiosincrasia como pueblo”, apunta Cannas, a quien le gusta decir que la tradición puede, e incluso debe, vivir con la innovación.

¿Qué vendemos?


Por ello, producir una ginebra destilada de albariño no es para nada anecdótico. “Ninguna otra ginebra sabe como Nordés porque ninguna otra se elabora de esta manera”, explica Cannas mientras advierte que su estrategia de comunicación se basa en esa diferenciación, en la originalidad del producto. La premisa es clara, en una carta de gin tonics, Nordés tiene muchas posibilidades de entrar por la singularidad de su sabor.

Más arriesgado era imaginar que el producto calaría tan hondo entre los portugueses de 25 a 50 años, bebedores sociales y con un nivel sociocultural medio. “El éxito de Portugal no es aislado o casual. Realmente responde a los mismos o parecidos parámetros que en el resto de la península, la diferenciación. Nordés rompió radicalmente con las ideas preconcebidas, redefiniendo las fronteras de las categorías de ginebras”, insiste Cannas.

Los límites de la originalidad


¿Pero hasta donde se puede ser transgresor? Atlantic Galician Spirits parece haber construido su espina dorsal en base a la originalidad. Ha sacado al mercado Nordesía, “un nuevo concepto de vermú, Atlántico, algo que no existía en el mercado, ya que todos se basaban en el concepto Mediterráneo”, y un vodka de la gama premium, también llamado Nordés, a partir de patata gallega. ¿Detectan la pauta?

Pero a pesar de todo, la sociedad es precavida y así la retrata Cannas: “No tenemos prisa, no queremos dar pasos en falso”. Está intentando consolidarse en los países cercanos, como Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Holanda, Suiza y Reino Unido, donde ya se consume su ginebra. También estudian con detenimiento el interesante mercado latinoamericano, donde importan a Brasil, Chile o Argentina. Y la siguiente estación pasa por Europa del este, Rusia y Estados Unidos, probablemente Miami y Nueva York.

Los 'funcionarios' del orujo

Pero no hay que olvidar que Nordés ya está en enclaves tan exóticos como Australia o la antigua colonia portuguesa de Angola y con aspiraciones de convertirse en una de las ginebras más populares en ambos países. Es uno de los destilados gallegos más representativos de la eclosión de marcas de los últimos años. Un proceso que germinó al calor del boom del gin tonic y de los síntomas de agotamiento del tradicional orujo.

“La aparición de nuevos y jóvenes empresarios es fantástica, muy positiva, hacía falta, nos estábamos 'afuncionariando'...Muchas veces es solo una huída hacia delante..., pero ¡es apasionante!”, sentencia Cannas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad