El Santander entra en la financiera de El Corte Inglés

stop

Los grandes almacenes venden la mitad del negocio al banco de Emilio Botín, que creará un banco líder en créditos al consumo

Isidoro Álvarez

07 de octubre de 2013 (16:30 CET)

El presidente del Santander, Emilio Botín, ha dado luz verde a la compra de la mitad del negocio financiero de El Corte Inglés. La operación pende de los últimos flecos y permitirá a la debilitada caja de la cadena de grandes almacenes ingresar 200 millones en efectivo. Conjuntamente, ambos gigantes crearán un banco especializado en créditos al consumo. La cartera de activos ascenderá a 14.000 millones.

Las inercias del acuerdo permitirán, según las previsiones, el rápido crecimiento del negocio. El conglomerado que preside Isidoro Álvarez aportará la numerosa red de puntos de venta. La entidad de Botín sumará el entrenado músculo financiero, a prueba de mora y con capital suficiente para prestar. La diversificación del Santander hacia este mercado, a través de Consumer Finance, es un hecho. En Estados Unidos y Europa los importes entregados a clientes crecen, esencialmente para financiar la compra de vehículos.

Diversificación


Concretamente, en España, el primer banco de la zona del euro alcanza en este negocio los 1,9 millones de clientes. Ha prestado 7.000 millones durante 2012, según el informe de resultados de la propia entidad. Con este pacto, el grupo espera mejorar los resultados atribuidos al mercado doméstico, donde la actividad bancaria está fuertemente castigada por la morosidad, el saneamiento de activos y la atonía de la economía. A pesar de ello, el consejero delegado, Javier Marín, espera “la normalización del resultado” al finalizar 2013.

En lo que a El Corte Inglés se refiere, la inyección de 200 millones dará algo de oxígeno en las estresadas cuentas del grupo de Alvárez. El resultado del último ejercicio atribuye un excedente de 117 millones. El descenso respecto al año anterior fue de prácticamente el 19%. También cayó la cifra de negocio por debajo de la barrera psicológica de los 15.000 millones (-7,7%). La red ha reaccionado rebajando precios para contrarrestar el acoso de Mercadona, entre otros competidores. Moda y cosmética también son más baratas desde este mes.

Debilidad financiera

La nueva estrategia de precios precede a la refinanciación de la deuda de El Corte Inglés. El importe afectado asciende a un total de 5.000 millones de euros, en números redondos. Dos tramos cuentan con garantía hipotecaria, que se constituirá a favor de inmuebles del grupo comercial. El primero de ellos asciende a 3.500 millones de euros y El Corte Inglés deberá amortizarlo en un plazo de ocho años, salvo que se estipule otro plazo antes del vencimiento.

El segundo tramo asciende a 850 millones y se amortizará en cinco años, siempre según el convenio alcanzado entre bancos y empresa. El tipo de interés que pagará rondará el 5% (euríbor más 0,54%). El pacto ha contado con la participación del Santander.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad