El rey gallego del 'fast food' amplía su red de McDonald's

stop

Los contratos con el gigante norteamericano permiten al empresario Jesús Doce controlar uno de cada tres restaurantes de la multinacional en Galicia

Título de la imagen

Vigo, 13 de diciembre de 2014 (21:53 CET)

Un empresario individual del sector de la hostelería controla ya uno de cada tres restaurantes McDonald's en Galicia, tras culminar una reciente operación de franquicia con el gigante norteamericano de comida rápida. La operación no hace más que confirmar la meteórica carrera que ha llevado a este inversor a ser llamado el 'rey del fast food'. La cadena multinacional dispone en territorio gallego de un total de 17 establecimientos, el último de los cuales, precisamente, será inaugurado en Vigo con el soporte económico y jurídico de la firma Hexatatra Restauración S.L., de la que Jesús Doce es socio único y administrador. Su constitución es del pasado 13 de octubre, según datos del Registro Mercantil.

El reino del fast food crece en Galicia de la mano de un empresario tan desconocido para el gran público como decidido en sus numerosas iniciativas en el sector de la comida rápida. Jesús Doce, según ha podido saber Economía Digital, inició su andadura profesional participando como socio con otros inversores en dos modestos negocios en A Coruña. Uno de ellos era una cafetería y el otro una agencia inmobiliaria. Su primer McDonald's abrió en Vigo en el año 2009.

La combinación de ambas enseñanzas parece haberle permitido forjarse un nombre propio en el universo McDonald's. Aunque existen varias fórmulas de cooperación mercantil, como el renting del establecimiento a cargo del franquiciado, los restaurantes se transfieren habitualmente a los interesados en el negocio por cifras iniciales que oscilan entre 450.000 y 540.000 euros, según fuentes de empresas especializadas en este tipo de convenios. La duración de los contratos suele fijarse por la cadena de hamburguesas para un período de 20 años.

Ocho empresas

El rey gallego de la comida rápida dispone de hasta ocho sociedades –para gestión directa y como apoyo administrativo- con las que controla directamente los restaurantes franquiciados de la multinacional estadounidense. Su mini cadena particular se extiende por Vilagarcía, Pontevedra y Vigo. Es aquí donde Doce se ha hecho fuerte, ya que dispone de cuatro de los cinco restaurantes de la ciudad. Y los cuatro últimos son suyos. En Pontevedra abrió a mediados de este año su quinto McDonald's.

Los restaurantes McDonald's no son cualquier cosa. Y tener un ramillete de seis es todavía mucho más complejo. Al margen del desembolso inicial por los derechos de explotación que se pagan al propietario de esta marca de ámbito planetario -que se elevan de media a unos 500.000 euros- es preciso garantizar un alto nivel de exigencia y calidad de servicio. Cada establecimiento, por otra parte, suele tener una plantilla de 40 empleados. En total, la red de Doce estaría dando trabajo directo a cerca de 250 personas.

Formato

La central norteamericana suele situar sus establecimientos en lugares físicos con una singularidad arquitectónica, para realzar más su categoría empresarial. En el caso del restaurante de Pontevedra recientemente inaugurado por Jesús Doce, precisamente, se observan todos esos valores: un chalé amplio, con ubicación lim edge, aparcamiento para coches, terraza exterior y McAuto, kioscos, wi-fi gratuito y zona exclusiva para cumpleaños infantiles. La parcela ocupada en Pontevedra es de 3.000 metros cuadrados. En el nuevo establecimiento de Vigo, que está a punto de abrirse, ocurre otro tanto de lo mismo, aunque ofrece unas dimensiones un poco más reducidas y servicios más limitados.

En solo cinco años, la carrera del rey gallego del fast food parece ir, paradójicamente, en sentido contrario a la que algunos analistas han descrito sobre lo que le está ocurriendo a McDonald's en su país de origen. En su cuartel general de EE. UU., la mayor red de ventas de hamburguesas del mundo ha reportado caídas mensuales del 3,3% en los últimos trimestres. El BigMac, su producto estrella, ha mermado sus ventas en un 6.1%. Los problemas domésticos de la multinacional de los arcos dorados vienen originados por la propia competencia de otras enseñas de hamburguesas y por otras cadenas que ofrecen tipos distintos de comidas. McDonald's tiene 34.000 restaurantes en 119 países.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad