El reto de Inditex: mejorar todos los márgenes con el "efecto divisa" en contra

stop

La multinacional presenta este miércoles sus resultados de 2014, reforzada por la recuperación del mercado español y un previsible crecimiento de las ventas. Los analistas temen el impacto de los tipos de cambio en las cuentas

Pablo Isla, presidente de Inditex

en A Coruña, 16 de marzo de 2015 (05:20 CET)

Inditex cierra capítulo. Este miércoles presentará los resultados de su cuarto trimestre fiscal, con el que dará por zanjado el ejercicio 2014. Llega a la cita impulsada por los datos registrados en el tercer trimestre, cuando rompió los pronósticos para bien y creció un 7% en ventas, aumentó el ebitda un 2% y elevó su beneficio neto un 1%, hasta los 1.687 millones.

Ninguna previsión era tan optimista y menos aún después del traspiés con el efecto divisa del trimestre anterior (el beneficio se recortó un 7,3%). Pero como los pronósticos están para cambiarlos, ya nadie dudó desde entonces que el gigante textil seguiría por la senda del crecimiento hasta la fecha señalada del 18 de marzo.

Con el viento (y el frío) a favor

Los argumentos que defienden esta tesis los reiteraban hace solo una semana los expertos de Banco Sabadell.

La mejora en los datos macro de la economía española, plaza clave para la multinacional, soplan a favor del crecimiento en las ventas. Y la climatología habría empujado en esa misma dirección. Las altas temeperaturas de octubre habrían provocado un trasvase de ventas del tercer al cuarto trimestre, al retrasarse la compra de ropa de abrigo, la de mayor margen bruto.

Este efecto, que poco tiene que ver con la gestión empresarial, provocó que en las seis primeras semanas del cuarto trimestre fiscal, Inditex vendiese un 14% más sin trastornos por el tipo de cambio. Dato que basta a Sabadell, según reconocieron en medios especializados, para augurar un crecimiento comparable del 5% en los resultados que presentará Pablo Isla el próximo miércoles.

El problema son los rusos

Si bien es cierto que la evolución comercial es favorable para que Inditex siga engordando, no todos los análisis son tan halagueños para la multinacional de Amancio Ortega. Renta 4 revisó recientemente a la baja sus perspectivas para Inditex porque teme que el impacto del efecto divisa mermará su rentabilidad.

Según sus estimaciones, Inditex podría aumentar hasta un 8% los ingresos respecto al año pasado, un 5% el ebitda y otro 5% el beneficio neto, que rondaría los 2.500 millones. Sin embargo, Renta 4 coloca en negativo todos los indicadores de rentabilidad, de manera que el margen bruto caería un punto porcentual, el margen de ebitda un 0,9 y el margen de explotación un 0,8.

"En contra de lo esperado inicialmente, las divisas deberían seguir lastrando el crecimiento. Esperamos que el impacto divisa en ingresos sea del 1,5% debido al desplome del Rublo",explican los analistas. Inditex tiene 442 tiendas en Rusia, un mercado que supone el 6% de sus ventas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad