El refugio fiscal de las grandes empresas gallegas: Holanda y Delaware ganan a Panamá

stop

Grupos como Inditex o Elcano han acumulado sociedades cartera en territorios de baja tributación, que se suman a las de Rosp Corunna, Jealsa, Textil Lonia o San José en plazas como Curaçao, Madeira, Bahamas o Malta

José Silveira Cañizares, Sandra Ortega, Jesús Alonso y San José

en A Coruña, 11 de abril de 2016 (03:07 CET)

Ni Panamá parece la plaza off shore favorita de las grandes empresas gallegas ni la ingeniería fiscal es un territorio desconocido para las grandes fortunas de Galicia. Al contrario, algunas de las más importantes compañías que florecieron en la comunidad exploraron con sociedades cartera, tenedoras de valores de otras filiales, refugios fiscales que van desde Madeira a Bahamas, y en el que ocupan un lugar destacado Delaware y Holanda.

Nada extraño si se tiene en cuenta el informe publicado el año pasado por el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, que analizando los balances de 2013 de las empresas del Ibex detectaba que 33 de las 35 tenían presencia en semi paraísos fiscales. Inditex sumaba, según dicho estudio, 20 sociedades instrumentales en territorios de tributación laxa. 

Junto a la multinacional de Amancio Ortega, Jealsa, Textil Lonia, San José o Rosp Corunna, el brazo inversor de Sandra Ortega, controlan filiales en plazas off shore.

Los holding de Inditex

Inditex, en base a la memoria anual remitida a la CNMV, continúa con su fuerte presencia en Holanda y Suiza. La compañía con sede en Arteixo tiene cerca de una decena de sociedades cartera domiciliadas en Amsterdam.

Entre ellas está Zara Holding BV, con unos fondos propios que alcanzan los 1.388 millones, o ITX Financiera III BV, con 444 millones. También Zara Holding II BV --555 millones-- Zara México, Zara Taiwan o Zara Home Taiwan. 

En Friburgo (Suiza) está domiciliada otra sociedad cartera de gran tamaño de la multinacional, ITX Holding SA, con unos fondos propios de 1.652 millones.

Optimización fiscal: de Holanda a Curaçao

Holanda, país que ocupa año tras año los primeros puestos en el ranking de flujos de capital, no es un paraíso fiscal ya que exige normas de transparencia a las empresas domiciliadas en su territorio, como la presentación de cuentas y la identificación de los propietarios.

Pero también ofrece importantes ventajas fiscales en las transacciones financieras internacionales y en las estructuras holding, que pueden esquivar el pago por los dividendos o beneficios de las filiales siempre que cuenten con una participación mínima del 5%.

En estas beneficiosas prestaciones debió pensar Jealsa, que controla desde Holanda negocios conjuntos con otras filiales que se extienden por Curaçao, las antiguas Antillas Holandesas, hasta Guatemala.

Las multinacionales suelen utilizar esta estructura para beneficiarse de tipos impositivos más blandos en Holanda para, desde allí, canalizar flujos de capital a través del territorio caribeño.
Jealsa cuenta con dos firmas en Curaçao, Sant Yago NV y Sant Yago Tuna Fisheries. La matriz holandesa sería Sant Yago Holding BV.

El atractivo Delaware

Si Curaçao es un refugio fiscal emergente, Delaware es una plaza consolidada donde han aterrizado Apple, Amazon, Coca-Cola, Walmart, Santander, Iberdrola o ACS, según un informe de marzo de 2015 realizado por Oxfam con balances empresariales del ejercicio 2013.

En Delaware constituir una sociedad demora poco más de unas horas y con un coste mínimo. Basta con domiciliarse en la dirección de un intermediario, con la ventaja de mantener en secreto la identidad del propietario, que sólo se revela en caso de orden judicial.

La ridícula tributación a la que están sometidas estas sociedades y el alto grado de protección de sus propietarios fue imán para los empresarios. Un artículo de New York Times de 2012 llegó a identificar hasta 285.000 empresas registradas en un mismo edificio, con clientes como Santander, Repsol, Abengoa o Abertis.

Delaware antes que Panamá

Las empresas gallegas no han sido inmunes a los encantos de Delaware. Una de las primeras en descubrilos fue Rosalía Mera. La principal sociedad inversora que heredó Sandra Ortega, Rosp Corunna Participaciones Empresariales, posee la filial Nine Thirty Rosp Investments LLC, domiciliada en el estado americano. En el ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 2014 manejaba un capital de 33,8 millones.

También tiene actividad en Delaware Sociedad Textil Lonia, el segundo grupo textil de Galicia después de Inditex, con una facturación que ronda los 250 millones al año y con las marcas Carolina Herrera y Purificación García como buque insignia. La empresa de los hermanos de Adolfo Domínguez constituyó en el estado norteamericano Textil Lonia Corp.

Se sumó a la plaza de baja tributación la constructora San José con dos sociedades, San José Real Estate Development LLC y 1681 West Avenue LLC.

Malta, el favorito del dueño de Povisa

La naviera Elcano, una de las mayores de España, que opera bajo la batuta de José Silveira, el dueño del grupo vigués Nosa Terra 21 y del Hospital Povisa ha trazado su particular ruta por centros off shore.

Tiene dos filiales en Madeira. Globalespectre y Lauria Shipping, propietaria de cuatro buques y dedicada al transporte marítimo. En 2014 aportó un dividendo a la naviera de 5,4 millones. En Bahamas, Elcano controla Doria Shipping, que atesoraba un patrimonio de 7,6 millones de dólares.

Pero la plaza favorita de Silveira Cañizares es Malta, excluído de la lista de paraísos fiscales en España pero considerado como tal por la Red de Justicia Fiscal (Tax Justice Network). Allí contaba la compañía con dos filiales, Jofre Shipping y Ojeda Shipping, a las que se sumaron otras cinco creadas entre enero y febrero de 2015, Elcano Dry Bulk, Elcano Gas Carriers, Iberian Buckarriers, Caldelas LNG Shipping y Mérida LNG Shipping.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad