El puerto de A Coruña paga su dependencia del petróleo y el carbón

stop

La mercancía general apenas representa el 7% de los tráficos portuarios, aunque crece en el último año

Operación de descarga en el Puerto Exterior

en A Coruña, 17 de noviembre de 2016 (01:00 CET)

El puerto de A Coruña, al contrario que el de Vigo, no está muy alejado de los volúmenes de tráfico que movía hace diez años. El año pasado logró cerrar los nueve primeros meses con un registro ligeramente superior al de 2006 para ese mismo período. Pero en 2016, las 10.031.350 toneladas movidas representan un 2,49% menos que las 10.287.835 que manejaba entonces.

Pero el problema del puerto coruñés, como destaca el informe sobre los tráficos realizado por el Instituto Universitario de Estudios Marítimos de la Universidade da Coruña (UDC), dirigido por el profesor Fernando González Laxe, es su gran dependencia a tráficos cautivos y condicionados, es decir, los dependientes de las instalaciones industriales de refino y de carbón, que requieren de materias primas importadas para su transformación y utilización.

Estos tráficos representan más del 92% del total (sumando graneles sólidos y líquidos) y están sujetos a circunstancias ajenas como el precio de la materia prima, la cotización del dólar o la evolución de los tipos de interés, que pueden provocar volatilidad e incertidumbre, señala el documento.

Valor añadido

En este sentido, el Instituto de Estudios Marítimos, reconoce que el aumento de los tráficos de mercancía general (un 18,63% en términos absolutos en los nueve primeros meses de 2016), no llega para actuar "como palanca del desarrollo y la diversificación portuaria".

Este tipo de tráficos, apunta, son los que generan mayor valor añadido y los que permiten, por tanto, medir el atractivo y el dinamismo de la economía del hinterland junto a la posición geográfica y competitiva del puerto. En el caso de A Coruña apenas representan el 7,4% del total, cuando en el año 2009 llegaron a significar el 14%, prácticamene el doble.

Entran menos buques

En los nueve primeros meses, según los datos proporcionados por el servicio de estadística de Puertos del Estado en los que se basa el informe, el número de buques que entran/salen del recinto coruñés aumentó un 1,83%. No obstante, en los últimos cuatro años esta cifra ha caído un 6% y llega a superar el 20% si se compara con los registros de 2005, año en el que entraron 229 buques más de los 888 que lo hicieron entre enero y septiembre de 2016.

En el caso de los cruceros, el número de llegadas se estanca, con 69 unidades en el período analizado. Sin embargo, en lo que a pasajeros respecta, el descenso frente a los datos de 2015 –año en el que llegaron al puerto 107.956 cruceristas– es bastante acusado. Concretamente un 20,4% menos, hasta situarse en las 85.862 personas.

Por último, en lo que respecta a los desembarcos de pesca fresca, la actividad se apunta una caída del 9% entre enero y septiembre respecto al mismo periodo del 2015. Significa pasar de 36.848 a 33.553 toneladas, y volver a situarse en las cifras del periodo 2009-2013.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad