El Puerto de A Coruña consigue registros históricos de pesca y cruceros

stop

El ente portuario cerró 2013 con unas pérdidas de 700.000 euros por el aumento de las amortizaciones y los gastos financieros derivados de la construcción de Punta Langosteira y un resultado antes de impuestos que superó los 20 millones

Panorámica del puerto de A Coruña | A.P.

21 de julio de 2014 (22:33 CET)

A lo largo del pasado año el Puerto de A Coruña marcó dos hitos. La lonja alcanzó las 45.480 toneladas de pescado fresco y marisco. El mejor registro en 14 años y una cifra que la mantiene a la cabeza de España. La otra estrella tiene que ver con el tráfico de cruceros. Durante 2013, el coruñés se convirtió en el primer puerto de la cornisa cántabrica en número de escalas. Se contabilizaron 108 y 156.890 pasajeros.

Son dos de los principales logros alcanzados por el puerto de A Coruña durante el pasado ejercicio, que cerró con unas pérdidas de 722.000 euros frente a los beneficios de más de dos millones contabilizados el año precedente. Un dato, no obstante, que no preocupa especialmente, ya que encaja –e incluso es inferior-- a las previsiones que se había marcado el ente portuario, presidido por Enrique Losada. Los números rojos vienen motivados por el aumento de las amortizaciones y gastos financieros derivados de la construcción del Puerto Exterior de Punta Langosteira. El resultado estaba ya planteado dentro del plan financiero realizado por la Autoridad Portuaria.

Ebitda por encima de los 20 millones

El Puerto, más allá del resultado contable, destaca sus buenas cifras ya que durante el pasado año la actividad portuaria generó ocho millones de euros y se logró un ebitda (resultado antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) de más de 20 millones. El importe neto de la cifra de negocios fue de 24,7 millones de euros, mientras que los fondos propios del ente se sitúan en los 226 millones de euros.

Según los datos recogidos en la memoria anual de la Autoridad Portuaria, que se dio a conocer este lunes, entre enero y diciembre del año pasado, en la lonja coruñesa se descargaron 40,9 millones de kilos de pescado fresco, 375,8 kilos de crustáceos y algo más de cuatro millones de kilos de moluscos. En total suman esa ciofra de 45,4 millones de fresco que alcanzaron un valor en primera venta de 94,5 millones de euros.

La parada de la refinería bajó los tráficos

Por otro lado, y según se destaca en su memoria, el puerto acometió inversions por valor de 14,8 millones de euros, centrados mayoritariamente en la puesta en explotación de Punta Langosteira. Juan Diego Pérez Freire, el director de la Autoridad Portuaria, destaca los movimientos de nuevos buques en el Puerto Exterior. En total, se realizaron 25 operaciones comerciales en Punta Langosteira y otras cinco operacions de suministro de combustible. El movimiento total de mercancías experimentó una caída del 11% y quedó situado en 11,4 millones de toneladas. El descenso, no obstante, tiene su explicación en un hecho. Los tráficos de graneles líquidos de la refinería de Repsol cayeron un 8,9% debido a la parada de mantenimiento que realizó la factoría y que la mantuvo sin actividad durante más de un mes. También se ha generado una leve caída del tráfico de graneles sólidos, aunque se mantuvo un movimiento de 3,6 millones de toneladas. El descenso más relevante se ha debido al descenso del volumen de carbón que se transporta a la térmica de Meirama.

No obstante, otros sectores han aumentado sus tráficos. Destaca el incremento de pontonas metálicas (6.500 toneladas de piezas con destino a Senegal) fabricadas por la empresa Horta Coslada. También se ha conseguido un nuevo tráfico: el de cemento a granel, que junto con el de clinker llega a las 296.000 toneladas anuales. Un movimiento de especial relevancia ya que se realiza en el Puerto Exterior por parte de la empresa Hormigones Carral, el primer grupo en solicitar una autorización para implantar silos en Langosteira. Además, durante el año pasado, la Autoridad Portuaria también recibió las solicitudes de empresas como Galigrain y TMGA para la construcción y ejecución de naves, a las que se ha sumado este año la de Pérez Torres Marítima. Un hecho que a juicio de Losada confirma “el crecimiento paulatino” de la actividad en Langosteira.

La inversión esperada de Repsol

Más allá de cifras, para el presidente de la Autoridad Portuaria, los hechos más destacables del pasado ejercicio tienen que ver con el acuerdo alcanzado por Repsol para el traslado de su terminal a Langosteira, así como la consolidación de actividad del Puerto Exterior y la planificación de traslado de otros operadores.

En el acuerdo alcanzo con la petrolera, Repsol se comprometió a invertir 125 millones de euros en la construcción de una nueva terminal un pantalán y un nuevo poliducto. Un conjunto de obras que, “por sí mismas también serán una fuente relevante de empleo”, destaca el puerto. El proceso de peatonalización de la Marina es otro de los acontecimientos destacados para Losada, debido a “su gran incidencia en la mejora de la calidad de vida de la ciudad”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad