El PSOE denuncia una "escandalosa operación urbanística" en la Fábrica de Armas

stop

Méndez Romeu critica "el capitalismo de amiguetes" en el concurso de Defensa para la adjudicación de las instalaciones a Hércules de Armamento

Protesta de los trabajadores de la Fábrica de Armas en A Coruña

08 de octubre de 2014 (16:50 CET)

No hay tregua en la Fábrica de Armas. El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, ha asegurado que la adjudicación a Hércules de Armamento, en lugar de al Grupo IFFE, supone "un escándalo", pues se trata de "una empresa insolvente y sin capital y creada ad hoc" para asumir estas instalaciones. Todo esto "tiene visos de que es el primer paso de una escandalosa operación urbanística para recalificar 300.000 metros cuadrados". "Es un increíble pelotazo", ha augurado.
 
En una rueda de prensa concebida para detallar las propuestas de resolución que los socialistas defenderá en la última jornada del debate sobre política general, el socialista coruñés ha comparecido acompañado del director del proyecto que el Grupo IFFE tenía para la nave de Santa Bárbara, Ricardo Blanco, y del presidente del antiguo comité de empresa, Roberto Teijido. Méndez ha censurado el "capitalismo de amiguetes", basado en conceder una fábrica "con más de medio siglo de historia" a una empresa que "no garantiza que vaya a continuar" su actividad.
 
Críticas del rival

Además, ha criticado que esto ocurra mientras Galicia registra "la mayor caída de España" en producción industrial, en un momento en que "muchas comunidades" ven crecer este parámetro. "Pero aquí se deshace la poca industria que hay", ha censurado el socialista, antes de abundar en que esto ocurre por "la insensibilidad total" del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.
 
Por su parte, Ricardo Blanco ha señalado que el proceso de adjudicación ha sido "profundamente dudoso" y lo ha enmarcado dentro de "una estrategia para que al final alguien garantice el fracaso de cualquier actividad industrial que ahí se pueda llevar a cabo" en la Fábrica de Armas. Tras poner en duda la ampliación de capital de Hércules de Armamento, ha subrayado que "el entorno del otro candidato tiene dudosos amigos que conocen perfectamente la administración".
 
En este escenario, ha avanzado que hará "todo lo posible en defensa" de los intereses de su compañía, teniendo en cuenta que una "impugnación" del proceso podría derivar en el "fracaso" del proyecto industrial para la Fábrica de Armas. Blanco ha apuntado que "ya se ha volatilizado" casi la mitad de su superficie y que el resto podría destinarse a desarrollo urbanístico, por ejemplo, dentro de un año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad