Protesta en Ourense por las condiciones laborales de los autónomos de Servicarne que trabajan para Coren / CIG

El proveedor de 'falsos autónomos' de Coren inicia la guerra judicial

Servicarne, que nutre de trabajadores autónomos a las grandes del sector cárnico, recurrirá la resolución de Trabajo que la considera una falsa cooperativa

Servicarne ya prepara la batalla judicial. La empresa catalana, una cooperativa de trabajo asociado descalificada por el Ministerio de Trabajo, recurrirá por la vía de lo contencioso la resolución de la Dirección General de Trabajo Autónomo y Economía Social que la considera una “falsa cooperativa”, responsable de una “infracción muy grave” que conlleva la paralización de la actividad durante dos años.

Servicarne, que distribuía en Galicia más de 1.200 trabajadores para empresas como Cogal, Grupo Sada y, sobre todo, Coren, hizo público un comunicado a través de su página web en el que anuncia que presentará recurso y que continuará funcionando con normalidad hasta que “no haya una sentencia firme en el contencioso”.

“Más de 40 sentencias favorables y ninguna contraria a Servicarne en tribunales superiores de justicia, en el Tribunal Supremo en 2001 y en la Audiencia Nacional en 2017. ¿Alguien puede entender que Servicarne pueda ser ilegal de la noche a la mañana sin cambiar la ley? Es evidente que para los sindicatos Servicarne ha crecido en exceso y lo que antes era legal ahora intentan que no lo sea”, dice la empresa.

Un "instrumento de flexibilidad" para las empresas

Sus problemas con la Inspección de Trabajo parten, efectivamente, de una ofensiva sindical para denunciar las condiciones en las que operaban los autónomos que distribuía a las empresas y que, como trabajadores por cuenta propia, estaban fuera del convenio de las empresas y sin los derechos del resto de empleados. Trabajo concluyó que Servicarne era un "mero intermediario de mano de obra", que carecía de los medios materiales, organizativos y productivos para llevar a cabo su objeto social como cooperativa. Además, indicó que no era una empresa cárnica, sino una oficina que provee de trabajadores a la industria del sector, ya que no presta un servicio para la empresa cliente.

CCOO definió su operativa como “un instrumento privilegiado de flexibilidad para las empresas”, en lugar de otorgar derechos a los socios. Coren utilizaba más de un millar de autónomos procedentes de Servicarne en sus plantas de Ourense, O Porriño y Lugo.

Servicarne siente "indefensión"

La cooperativa descalificada asegura que “todas las actas de la Inspección de la Dirección Especial” están basadas en una inspección en Barcelona que “duró 20 meses” y que finalizó con “una conclusión provisional”. “No menos increíble es el hecho de que la inspección esté basada en respuestas de algunos de los socios entrevistados, dejando de lado las respuestas del resto, además de toda la documentación presentada y toda la jurisprudencia respecto a Servicarne. Una indefensión absoluta”, dice la empresa catalana.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad