Protesta en Ourense por las condiciones laborales de los autónomos de Servicarne que trabajan para Coren / CIG
stop

Servicarne, que distribuía 1.100 autónomos para las plantas gallegas de Coren, admite que perdió más de la mitad de sus clientes por la ofensiva de Trabajo

Economía Digital Galicia

Protesta en Ourense por las condiciones laborales de los autónomos de Servicarne que trabajan para Coren / CIG

en A Coruña, 06 de diciembre de 2018 (05:00 CET)

La ofensiva de los sindicatos y de la Inspección de Trabajo contra los ‘falsos autónomos’ del sector cárnico ha infringido un duro castigo a Servicarne, una cooperativa de trabajo asociado que se convirtió en uno de los más importantes operadores del sector en España. Solo a las plantas de Coren en O Porriño, Lugo y Ourense, la sociedad catalana aportaba 1.100 autónomos para trabajar en los mataderos y centros de procesado de carne.

Las malas condiciones laborales de los llamados gladiadores, empleados que al trabajar por cuenta propia estaban fuera de convenio, provocaron las denuncias de sindicatos CIG, CC.OO. y UGT ante la dirección especial de la Inspección de Trabajo de Madrid. La investigación a Servicarne y a las empresas a las que surtía concluyó que los trabajadores debían darse de alta en el régimen general, es decir, que eran 'falsos autónomos'; y que había indicios de que Servicarne podía ser una falsa cooperativa y que debía ser dada de baja del registro.

Coren asume 1.100 trabajadores, Servicarne pierde la mitad de sus clientes

Las consecuencias de este proceso, que está a la espera de los tribunales por los recursos presentados por las empresas, fue que grupos como Coren tuvieron que asumir como asalariados a centenares de empleados que hasta ahora utilizaban como autónomos. La empresa ourensana integró a 1.100.

La otra consecuencia es que Servicarne perdió más de la mitad de su cartera de clientes. En una comunicación que publica en su página web, la cooperativa asegura que perdió “más de la mitad de las empresas clientes durante el año 2018” a pesar de seguir “sin ningún levantamiento de acta” de la inspección. Añade que “las altas de oficio de la Seguridad Social”, en referencia a la inscripción de los trabajadores autónomos en el régimen general, “les suponen un coste imposible de asumir a muchas empresas que acaban por rescindir el contrato”.

Servicarne admite que los socios prefieren ser asalariados

“Esto demuestra lo que desde el principio pensábamos. La Inspección lleva más de dos años amenazando con descalificar a Servicarne, pero sabíamos que, por su dificultad, el objetivo no era cerrar la cooperativa sino vaciarla de clientes y, por tanto, de socios, antes de que llegasen las sentencias judiciales”, critica.

El consejo rector de la cooperativa asegura que ya hay juicios programados para en 2019 y que hasta la fecha los tribunales, incluida la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, han avalado su legalidad. Añade que conoce perfectamente “el interés de la mayoría de socios de pertenecer a la empresa principal”, es decir, ser asalariados. “Servicarne no defenderá su posición con ánimo de evitar esta posibilidad, sino de reclamar la legalidad que todos los tribunales nos han dado siempre”, asevera.

Hemeroteca

Coren
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad