El propietario de Oys rechaza que existiesen "ofertas fantasma" por el puerto de Sada

stop

JUICIO

Puerto de Sada

A Coruña, 10 de marzo de 2015 (20:11 CET)

Uno de los propietarios de la empresa Oys Noroeste --principal constructora de parte de los puertos deportivos adjudicados por Portos de Galicia durante el gobierno de Manuel Fraga-- ha negado que presentasen "ofertas fantasmas" al puerto de Sada (A Coruña) o que emitiesen facturas falsas, durante el juicio por estafa, apropiación indebida y falsedad documental que ha comenzado en la Audiencia Provincial de A Coruña contra 10 acusados.

Según la calificación de la Fiscalía, los principales acusados, socios de Oys Noroeste, habrían causado perjuicio a una empresa propiedad de su tío, ya fallecido, y en la que figuraba también como socio su padre.

Desvío de fondos

De hecho, fue la denuncia del primero contra su hermano en 1998 --también acusado, pero ya fallecido-- la que dio origen al caso. Entonces, le acusaba de desmantelar la empresa de la que ambos eran socios y de desviar ilegalmente fondos, trabajadores y material a OyS Noroeste.

El caso comenzó en 1998 y, aunque hubo un acuerdo económico entre las partes, la Fiscalía, que en su momento cuantificó en 1,2 millones de euros el presunto fraude a través de facturas falsas, prosiguió con las actuaciones.

Acusaciones del fiscal

Entre otros delitos, el fiscal les acusa de presentar ofertas "fantasma" a la obra del puerto deportivo de Sada en abril de 1998. También sostiene que los cuatro hermanos, junto a su fallecido padre y con diversos proveedores y también acusados, establecieron una estructura en la que simulaban compras de material que resultaron ser inexistentes o en cuantías muy superiores a las realmente suministradas.

El fiscal pide 16 años de prisión para cada uno de los hermanos y tres años para el resto de acusados. Entre los procesados, estaba inicialmente el propio padre de los principales acusados, ya fallecido, por lo que finalmente este martes se han sentado en el banquillo de la Audiencia Provincial un total de 10 procesados.

Todos se han negado a contestar a las preguntas de la Fiscalía. Únicamente han respondido a las de las defensas que, con excepción de los cuatro hermanos y algún acusado más, no formularon tampoco preguntas.

Sada

La principal declaración fue la de Francisco José R.G, administrador de la empresa, en la que figuraban también como socios sus otros tres hermanos.

Sobre el puerto de Sada, ha explicado al tribunal que no se presentaron al concurso, pero que la empresa adjudicataria les comunicó que no podía ejecutar la obra y que, entonces, firmaron el documento en escritura pública por la que OyS Noroeste asumía su ejecución.

"Nunca fabricamos facturas falsas", ha dicho también el administrador de la empresa. "La gestión la llevaba mi hermano", ha añadido al relato del primero otro de los acusados Jaime R.G.

Nuevos interrogatorios

Mientras, los otros dos hermanos, Rubén R.G y María del Carmen R.G se han limitado a precisar que su papel en la empresa fue como socios, a través de la ampliación de capital en la sociedad, con una aportación económica cada uno "de 5 millones de pesetas", han señalado.

Preguntados sobre este dinero, ya que tenían entonces 18 y 25 años, respectivamente, han indicado que su abuelo y su padre les metían distintas cuantías en las cuentas abiertas al nacer. La segunda ha apostillado que ya trabajaba en aquellas fechas.

Al no solicitar las defensas la declaración de más acusados ni tampoco responder éstos a la Fiscalía, el juicio que estaba previsto que continuase el día 12 con los interrogatorios, quedó pospuesto hasta el 17 de marzo con la declaración de testigos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad