El primer grupo gallego de wolframio inicia su liquidación

stop

Incremento Grupo Inversor, que reabrió la histórica mina de San Finx, entró en concurso de acreedores hace un año

Mina de wolframio en Castilla y León

31 de octubre de 2014 (20:47 CET)

La Xunta de Galicia acaba de activar un canon para gravar a los grupos mineros que actúan en la comunidad. No a todos, pero sí a aquellos que realicen actividades relacionadas, entre otras, con la explotación de oro y wolframio. Qué ocurrirá con Incremento Grupo Inversor, la primera compañía extractora de este último material es una incógnita, ya que el juzgado de lo mercantil número 2 de A Coruña ha aprobado el auto de apertura de su fase de liquidación.

Hace justamente un año que el mismo juzgado declaró la entrada en un concurso voluntario de acreedores del que no ha logrado salir. Incremento es la compañía que reabrió la histórica mina de San Finx, en el municipio coruñés de Lousame, para extraer wolframio. La empresa contó con millonarias subvenciones, tanto de la Xunta de Galicia, a través del Igape, como del Ministerio de Industria. Unas ayudas que, no obstante, parece que no han podido evitar su disolución.

Cruce de querellas entre accionistas


Pero los problemas de Incremento abarcan más allá de su propia liquidación. Poseedora de derechos mineros no sólo en Lousame, sino también en Santa Comba, Sanxenxo y varios concellos ourensanos, sus principales accionistas iniciaron en 2013 una guerra de querellas. Se acusaban mutuamente de delitos societarios.

Además, la compañía mostró problemas para justificar inyecciones y subvenciones públicas que, durante un período de tres años, sumaron 1,9 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad