El presidente de Martinsa salva a sus hijos de la debacle del grupo

stop

Fernando y Javier Martín del Agua dimiten de sus cargos como consejeros mientras la compañía negocia con la banca para evitar su liquidación

Fernando Martín

03 de febrero de 2014 (22:37 CET)

Mientras Martinsa-Fadesa afronta una semana clave de negociaciones con la banca para evitar su caída, los hijos del presidente del grupo inmobiliario han dimitido de sus puestos en el consejo de administración. Según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tanto Fernando Martín del Agua como Javier Martín del Agua cesan en sus cargos como vocales del máximo órgano de gestión de la firma.

Según indican desde Martinsa, de momento, no hay previsión que sus puestos en el consejo sean renovados. La compañía explicó que Javier Martín, representante en el consejo de la sociedad familiar FT Castellana Consultores Inmobiliarios, ha dejado el cargo porque “por motivos profesionales ha trasladado su domicilio fuera de España, sin que a la fecha exista designación alguna de otra persona física”. Fernando Martín del Agua también dimite “por los mismos motivos anteriores y porque sus compromisos laborales le impiden compaginar de una forma adecuada sus labores de consejero”.

Retribuciones

Fuentes de la compañía explican que la salida de ambos estaba ya prevista desde hacía meses debido a sus compromisos laborales, si bien hay quien interpreta que puede ser un movimiento del propio Fernando Martín para salvaguardar a sus vástagos en caso de que la inmobiliaria entre en liquidación y los acreedores eleven sus reclamaciones contra los gestores de la firma.

El pasado año, el presidente de Martinsa-Fadesa cobró 1,62 millones de euros por su puesto de primer ejecutivo de la firma en 2012, un 38,8% menos con respecto al año anterior, cuando alcanzó una retribución de 2,65 millones. En total, el consejo de administración percibió 3,72 millones de euros, de los que los miembros con carácter dominical, como sus hijos, obtuvieron más de 750.000 euros, un 26% menos que en 2011.

Críticas a los sueldos


Entre los principales bancos acreedores son varios los que critican ya abiertamente la gestión de Martín, así como su sueldo, teniendo en cuenta que la compañía tiene un agujero de 4.000 millones.

Está previsto que a lo largo de esta semana representantes de Martinsa se reúnan con la banca acreedora después de que la compañía haya sido incapaz de cumplir el plan fijado en el convenio con el que logró sobrevivir a la mayor suspensión de pagos de la historia de España. La inmobiliaria no ha sido capaz de abonar la deuda comprometida en 2013, de 36 millones de euros.

Negociaciones


Martinsa trata ahora de convencer a sus principales acreedores, Bankia y Royal Bank of Scotland, para que conviertan deuda subordinada por valor de 200 millones en participativa. Por ahora, las entidades no están dispuestas.

Mientras tanto, el Registro Mercantil recogía este lunes la liquidación de dos sociedades del grupo que en la actualidad ya no están en activo, Casino de Badaguas SA y Hotel Balneario de Villalba SL, movimientos que según Martinsa entran dentro de las "actuaciones habituales" derivadas de la etapa del concurso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad