El precio de la vivienda cae a niveles de hace una década

stop

Las transacciones inmobiliarias en Galicia se reducen un 13,2% en el último año

Viviendas en construccion

30 de diciembre de 2012 (01:26 CET)

La situación económica, con altos niveles de paro, y la paralización del crédito bancario han castigado con dureza al sector inmobiliario gallego. El balance anual de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) registra una caída del 13,2% en las transacciones inmobiliarias en el último año con respecto a 2011. El mayor descenso se registró en la provincia de Lugo, que rebajó el número de operaciones en un 31%, de 2.299 a 1579. En el conjunto de la Autonomía se pasó de 16.437 transacciones a 14.146.

Si bien Fegein aclara que los datos de noviembre y diciembre son todavía provisionales --están pendientes de escritura pública--, no se podrá evitar una acusada caída de las cifras en el año que termina.

La reducción en las operaciones ha ido acompañada de un descenso en el índice de precios del 15,2% --13,6% en la vivienda nueva y 17,1% en la vivienda usada--. Este dato sitúa el precio de la vivienda a niveles de hace más de una década, concretamente, según las estimaciones de Fegein, la adquisición de una vivienda cuesta lo mismo ahora que en el año 2001.

Un mercado “bloqueado”

Más allá del contexto económico --el aumento del paro, la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos y la falta de confianza en la economía son elementos decisivos para el sector--, la situación se ha visto agravada por otros factores.

Según el presidente de Fegein, Benito Iglesias, “el mercado inmobiliario gallego se ha encontrado en este 2012 con un mercado bloqueado por las viviendas de procedencia bancaria, que han aglutinado el grueso de las ventas, sobre todo en el último trimestre del año”.

Al mismo tiempo que esto sucedía, los bancos se han dedicado a financiar sus propiedades, limitando el flujo de crédito, mientras que “la banca nacionalizada no ha concedido hipotecas en el último mes del año”, afirma Iglesias.

La memoria de Fegein sobre este 2012 también revela que la mayoría de contratos hipotecarios firmados se han realizado sobre un tipo de interés variable (el 92,14%), y que la mayoría toma el Euríbor como índice de referencia (el 90,6% de los casos).

Deducción por vivienda

En la última parte del año, el sector ha vivido un considerable repunte en las ventas debido, principalmente, al aumento del IVA y a la eliminación de la deducción fiscal por compra de vivienda que entrarán en vigor a partir del 1 de enero. Esto ha animado a los compradores para iniciar la operación antes de las medidas restrictivas, lo que ha permitido al sector corregir ligeramente las cifras en el último trimestre.

Sin embargo, en Fegein advierten que el repunte ha sido menor que en el último trimestre de 2010, cuando se vivió una situación parecida por la eliminación de la deducción por vivienda que aplicó el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

A Coruña y Pontevedra, a la cabeza

A pesar de la caída generalizada en toda Galicia, el precio de la vivienda más elevado se mantiene en las provincias de A Coruña y Pontevedra, que también encabezan de manera destacada el número de operaciones en el conjunto de la Autonomía.

En A Coruña se registraron 6.447 operaciones y en Pontevedra 4.439, muy por encima de las poco más de 1.500 que se realizaron en Ourense y Lugo.

La ciudad más cara para adquirir una vivienda es A Coruña (2.150 euros por metro cuadrado), seguida por Santiago de Compostela (2.110 euros por metro cuadrado).

'Banco malo'


Para el año próximo, las expectativas tampoco son buenas. Según reconoce el presidente de Fegein, “la estimación de transmisiones por compraventa de vivienda para 2013 está en una horquilla de 10.000 y 12.000 viviendas, inferior al 2012”.

Será un año marcado por los precios con los que operará la SAREB --el 'banco malo'--, donde han sido transferidos los activos de la banca nacionalizada. “El mercado gallego está a la expectativa de la repercusión que tendrá la SAREB a partir del mes de enero, ya que su actividad y su política de precios en la vivienda marcarán, seguramente, la evolución del sector como mínimo en los dos próximos años”, concluye Iglesias.

De esta manera, en Fegein consideran que el primer semestre del año será decisivo para las empresas del sector de cara a marcarse objetivos a largo plazo.

Futuro

En cualquier caso, no esperan una gran mejoría en los parámetros que marca actualmente el mercado. Las inmobiliarias asumen que el crédito y la incertidumbre económica seguirán “cotizando al alza”, por lo que las perspectivas siguen siendo “negativas”.

A pesar de ello, formulan sus deseos para el nuevo año en el ámbito profesional. Piden al Ejecutivo, que aún debe poner en marcha el Plan de Vivienda 2013-2016, “la supervisión exhaustiva del sistema financiero, para no repetir los mismos errores que nos han llevado a esta situación, y la aplicación de medidas que vayan en la línea del fomento del alquiler, rehabilitación y apoyos sólidos y tangibles a la adquisición de viviendas de protección oficial”, exponen.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad