El precio de la leche ahoga a los ganaderos

stop

Feijóo se reúne con Arias Cañete para impulsar una ley que ordene el sector

Protesta de ganaderos en Lalín

23 de agosto de 2012 (22:22 CET)

El mal endémico que arrastra el sector lácteo gallego adquiere por momentos tintes dramáticos. Una nueva bajada en el precio de la leche en origen --actualmente 0,28 euros el litro-- deja a las explotaciones en una situación de urgente necesidad. Tanto es así, que en la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca) temen la ruina de muchos productores en unos pocos meses, o, como alternativa, el sacrificio del ganado para evitarla.

Desde enero de este año, la industria láctea ha rebajado el precio de la leche en origen de los 0,303 euros por litro a los 0,28 actuales, con periodos en los que se pagaba a 0,273. Mientras, los costes de producción para las explotaciones se han disparado a causa del incremento en los precios de los fertilizantes, la electricidad, el combustible y los piensos. Según los datos que manejan los sindicatos del sector, el incremento en los costes de explotación desde el 2005 es del 29,6%, mientras que el precio de la leche sólo ha subido un 0,9%.

Así las cosas, las ganaderías, sector del que dependen más de 50.000 empleos, agonizan a la espera de que la administración aborde el problema y establezca una política de precios que les permita sobrevivir.

La conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, dijo este jueves que la ley que permitirá “poner en valor la cadena de transparencia” en el sector lácteo entrará en vigor “rápidamente”. El presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, puede dar este viernes el último impulso al texto. Abordará la cuestión en una reunión con el ministro de Agricultura Arias Cañete en la sede ministerial.

Mientras, los ganaderos continúan con su rueda de protestas por toda Galicia, conscientes de que se les acaba el tiempo.

A la cola de Europa

El precio que perciben los ganaderos gallegos por el litro de leche es un 0,23% inferior al de Portugal, un 5,57% inferior al de Francia, un 5,93% inferior al de Alemania y un 10,95% inferior al de Holanda. La situación se repite dentro del Estado, donde solo la comunidad balear percibe un importe inferior.

“Necesitamos otro modelo de precios que no venga impuesto por la distribución”, explica Isabel Vilalba, secretaria general del Sindicato Labrego Galego. “Y ordenar el mercado para evitar la sobreproducción de leche y la variabilidad de su valor”, concluye.

Por ello, apelan a la importancia social de un sector que concentra el 40% de la producción en todo el Estado y piden que la Xunta intervenga “porque necesitamos medidas urgentes”.

Unión de cooperativas

El Parlamento gallego dio el visto bueno a la proposición de ley impulsada por el Partido Popular para aglutinar a todas las cooperativas láctea y así defender “de forma más eficaz” a sus asociados ante las “imposiciones” de la industria.

El sector ve con buenos ojos la medida, si bien, cree que llega demasiado tarde. “Es algo que requiere tiempo por lo que no resolverá los problemas inmediatos”, explica Isabel Vilalba.

Comparte su opinión el director de Agaca, Higinio Mougán. “Debió hacerse hace 10 o 15 años pero estoy convencido de que es el camino correcto. Hay que pensar en proyectos de ámbito estatal que tengan peso en Europa y dejar de ser la cloaca de la leche que le sobra a Francia, Alemania y otros países”.

Deuda y sobreproducción

A los problemas del sector lácteo para conseguir vender a un precio que les permita sacar rentabilidad a las explotaciones, se suman los retrasos en los cobros y un progresivo endeudamiento del rural gallego.

“Hay retraso en los pagos, sobresaturación de leche y, sobre todo, una inseguridad que estremece a todo el sector”, confirma Higinio Mougán.

“Muchos de los productores –añade Isabel Vilalba- han hecho inversiones para modernizar la explotación y están endeudados. Hay casos en los que ni siquiera pueden pagar a la Seguridad Social”, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad