Los expresidentes de Banco Popular, Ángel Ron y Emilio Saracho

El Popular suma otra condena por la ampliación de capital de 2016

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander obliga al banco a devolver 426.706 euros a un inversor que acudió a la ampliación

Nueva herencia envenenada del Banco Popular a Banco Santander. El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander acaba de condenar a la entidad a devolver los 426.706,8 euros que un cliente desembolsó para acudir a la ampliación de capital que la entidad por aquel entonces presidida por el santiagués Angel Ron puso en marcha.

La sentencia considera que la información que figuraba en el folleto no era veraz ni adecuada y explica los "riesgos añadidos a la compra de acciones por el hecho de adquirirlas en una situación concreta y determinada de la que no se informó debidamente al consumidor, que era la posible falta de solvencia, que no solamente de liquidez del demandado, como se desprende de las pérdidas experimentadas en un breve espacio de tiempo".

“Engañó al cliente”

El inversor compró 300.001 títulos de Banco Popular por un importe total de 375.001,25 euros, que fueron amortizados el 9 de junio de 2017 a consecuencia de la decisión de la Junta Única de Resolución (JUR) de aplicar el procedimiento de resolución y su posterior venta por un euro a Banco Santander. El folleto remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) relativo a la operación informaba de la situación financiera "óptima" de la entidad, al tiempo que transmitía que la evolución de sus valores cotizados iba a ser positiva.

El fallo, sobre el que cabe recurso de apelación, afirma que Banco Popular conocía que la realidad era otra bien distinta y entiende que "engañó al cliente sobre su situación con la finalidad de que creyera que era una buena inversión".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad