El presidente y el consejero delegado de Repsol, Antoni Brufau y Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol pone en marcha su plan verde para lograr cero emisiones en 2050

La petrolera asume un ajuste de 4.800 millones para transformar su modelo de negocio y lograr las cero emisiones netas en 2050

Repsol anuncia su revolución verde. La petrolera que preside Antonio Brufau se ha fijado un objetivo de cero emisiones netas en carbono en 2050 para lo que presentará en 2020 un plan estratégico que marcará las líneas maestras de la reorientación de su negocio en cinco años. La transformación implicará un ajuste de 4.800 millones debido al deterioro del valor de sus activos en petróleo y gas, lo que llevará a la compañía a registrar pérdidas históricas en este mismo ejercicio, cuando se registrará la provisión. En todo caso, no afectará ni a la generación de caja ni a la retribución a los accionistas.

Repsol plantea el objetivo de reducir su indicador de intensidad de carbono sobre la base de 2016 en un 20% en 2030 y un 40% en 2040, hasta llegar a las cero emisiones netas en 2050. Los objetivos de descarbonización afectarán especialmente a las refinerías para orientar los procesos productivos al cumplimiento del Acuerdo de París.

La petrolera señaló en la cumbre del clima de Madrid que con los avances tecnológicos que se pueden prever en estos momentos se podrá alcanzar al menos el 70% de la reducción de emisiones netas para 2050, pero, si no lo consigue, compensará las emisiones a través de la reforestación y otras soluciones climáticas naturales para alcanzar las cero emisiones netas en 2050.

Inversión en renovables

Para reforzar el cumplimiento de los objetivos, Repsol vinculará también al menos el 40% de la retribución variable a largo plazo de los directivos a objetivos que dirijan a la compañía a cumplir el Acuerdo de París. La nueva estrategia también contempla un incremento de 3.000 MW en capacidad de generación de electricidad baja en carbono, con lo que alcanzaría los 7.500 MW en 2025, así como la expansión en otros mercados con la intención de convertirse en un actor internacional en energías renovables. Actualmente, Repsol tiene 2.952 MW en operación y 1.083 MW en desarrollo.

El consejo de administración de Repsol también ha aprobado en su reunión de este lunes nuevas inversiones para incorporar y construir dos proyectos fotovoltaicos y uno eólico, que suman 1.600 MW, lo que eleva su cartera de generación baja en carbono a 5.600 MW

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad