El plan de la banca para Pescanova: quita, capitalización y nuevos socios

stop

Cuantos más fondos entren en la pesquera, menos deuda cambiarán por acciones las entidades

Juan Manuel Urgoiti al lado de la factoría de Pescanova en Chapela | EFE

24 de octubre de 2013 (22:53 CET)

A la espera de conocer el plan de negocio de Pescanova que elabora Pricewaterhouser, banca acreedora y compañía prosiguen con sus conversaciones. Mientras tanto, todos son nombres de hipotéticos nuevos socios interesados en entrar en el capital de la pesquera: el gigante alemán Oetker, los fondos Fidelity y Centerbridge e incluso la propia Mercadona...Las entidades financieras rechazan asegurar qué grupo entrará o no en el capital de la multinacional gallega, aunque su hoja de ruta cuenta ya con ello.

Fuentes financieras afirman que el volumen de deuda de Pescanova es tal que el plan marcado incluye tanto capitalización como quita, además de la entrada de nuevos socios. Cuánto más “dinero fresco” entre en la pesquera, menor será la capitalización de deuda que acometa la banca.

Más quita al que no capitalice

Las mismas fuentes indican que en su plan también está contemplado que las quitas que se apliquen finalmente sean mayores para aquellos acreedores que no estén dispuestos a entrar en el accionariado, es decir, a capitalizar deuda.

Antes de que la banca y el nuevo consejo de administración de Pescanova, liderado por Juan Manuel Urgoiti, comenzasen sus negociaciones, las principales entidades atrapadas en la deuda de la pesquera ya habían manifestado su intención de capitalizar deuda, y por tanto, de acabar entrando en su día en el accionariado del grupo. Se barajaba incluso la opción, de entrar mediante una operación acordeón (reducción a cero de capital y posterior ampliación), con lo que los actuales accionistas perderían su participación y tendrían que invertir más dinero en la empresa en concurso de acreedores si quisieran mantener su posición (aunque probablemente mantendrían derecho de suscripción preferente).

Reuniones

Por su parte, el ex banquero Urgoiti, al llegar a su nuevo cargo en septiembre, manifestó que era necesario aplicar una quita de hasta el 75% sobre la deuda para mantener a flote la compañía. Una posibilidad que fue rechazada de pleno por la banca.

De momento, y con la más absoluta discreción, las reuniones entre banca, Pescanova y Deloitte (el administrador concursal) se suceden casi semanalmente. Lazard y KPMG también están presentes en las citas como asesores externos. Trabajan con un borrador inicial del plan de negocio de PWC, que se prevé que quede listo, de forma definitiva, en muy corto espacio de tiempo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad