El plan de Alimentos Lácteos se atasca en la Xunta

stop

El comité de empresa se desplaza este martes al Parlamento para urgir una solución para la fábrica

Degustación de la marca Deleite en A Coruña

08 de abril de 2013 (22:33 CET)

El factor tiempo comienza a pesar demasiado sobre los trabajadores de Alimentos Lácteos. Este martes, el comité de empresa asistirá a la comparecencia de la conselleira de Medio Rural, Rosa quintana, en el Parlamento, con el objetivo de pedir explicaciones sobre la parálisis “injustificada” de la planta de Outeiro de Rei, según transmitieron en un comunicado.

La plantilla pone el foco sobre la Xunta, que estudia el proyecto trienal de la empresa sin dar, por el momento, un paso hacia adelante. La agrupación de cooperativas ha presentado el plan de negocio para el periodo 2013-2015, ha llegado a acuerdos, según transmitió, con ganaderos para el suministro de leche y mantiene la fábrica a punto para comenzar a envasar de inmediato. Pero para desatascar la planta, paralizada desde marzo, y poner en marcha el nuevo plan es necesaria una inyección de liquidez. Ahí es donde entra el Gobierno gallego o, al menos, es la solución que esperan los trabajadores.

Sobre la plantilla pesa un ERE de suspensión temporal para 81 empleados. Leche Pascual, propietario y antiguo inquilino de la planta de Outeiro de Rei, se comprometió a indemnizar a los trabajadores con 45 días por año trabajado en el caso de que se llegase al cese de la actividad. Ese acuerdo, expiraba en marzo.

Socio industrial

Mientras los trabajadores mueven ficha, desde la dirección de Alimentos Lácteos se emiten palabras de elogio a la Xunta. El gerente de la empresa, Miguel Martín, aseguró que no cabe mayor implicación por parte del Gobierno autonómico. "Estamos trabajando para garantizar la viabilidad. No buscamos una solución provisional, ni un parche, sino que lo que buscamos es una opción definitiva para que este negocio funcione. Si la encontramos arrancaremos y nos pondremos a funcionar rápidamente. Encontrarla está costando mucho trabajo", dijo a Europa Press.

Junto a la Xunta, el otro pilar maestro del futuro de Alimentos Lácteos es Leche Pascual. MV& Asociados, su consultora de confianza, elaboró el plan de viabilidad para su arrendatario, en el que se incluye la necesaria entrada de un socio industrial a la planta de Outeiro de Rei. En los círculos próximos a Alimentos Lácteos se da por hecho que este socio será Leche Pascual o alguna de sus filiales.

Deuda


La empresa entró en febrero en preconcurso de acreedores. Desde entonces, ha ido renegociando su deuda, que ronda los 14 millones de euros, y que salpica tanto a la Xunta y a las entidades bancarias como a las cooperativas y ganaderos. Miguel Martín aclaró respecto al pago a proveedores que “es dinero que las cooperativas han invertido en Alimentos Lácteos y hasta que la empresa no se recupere ese dinero difícilmente retornará a las cooperativas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad