El petróleo genera ya más de la mitad de los ingresos de Inveravante

stop

Vetra Energía, filial del grupo de Manuel Jove, logra un beneficio operativo de 30 millones de euros

Manuel Jove

01 de noviembre de 2012 (17:07 CET)

Pasar del ladrillo al petróleo en cinco años. El recorrido que ha seguido Manuel Jove desde que se desprendió de Fadesa y adquirió operadores petrolíferos como Vetra, a la vez que realizaba otras operaciones financieras, comienza a dar resultados. Más de la mitad de sus ingresos, concretamente un 52% de las ventas totales de Inveravante, procede ya de los negocios petrolíferos. El grupo presidido por Manuel Jove declaró unos ingresos totales de unos 178 millones de euros al cierre de 2011, según las últimas cuentas, frente a los 42,8 millones de un año antes.

Vetra Energía, filial en la que el grupo tiene una participación del 74,5% (el resto pertenece a inversores venezolanos), se ha convertido en una de las joyas de Inveravante. La compañía, centrada en la exploración y producción de petróleo y gas, y con activos en Colombia, Estados Unidos, México y Perú, logró incrementar su producción en 2011, tras las inversiones realizadas, y situar sus ventas en los 90 millones de euros. La compañía, que declara una producción media de 25.000 barriles diarios, cerró el 2011 con un Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de 30 millones de euros.

Operador global

En 2010, el Gobierno de Colombia, a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, había adjudicado a Vetra tres bloques para la exploración de petróleo situados en dos de las cuencas productoras más importantes del país: Putumayo y Llanos Orientales. Con esta adjudicación, en la que invirtió 25 millones de euros, la compañía fortaleció su presencia en Colombia, donde impulsa perforaciones en los campos que ya posee. La compañía había iniciado su actividad en el año 2003 bajo la presidencia de Humberto Calderón Berti, ex presidente de la OPEP y de Petróleos de Venezuela y ministro venezolano de Energía y Minas entre 1979 y 1983.

El objetivo del grupo es potenciar esta actividad para convertirse en un operador de petróleo y gas a nivel mundial. Y, con el negocio de los pozos de crudo, también la energía es otra de las áreas que más alegrías está dando al empresario, frente a los quebraderos de cabeza de su participación en el BBVA, del que controla el 2,99% desde junio de este año.

Jove se vio obligado a reducir su paquete desde el 5% que poseía, al entregar unos 125,87 millones de títulos del banco vasco a UBS en garantía por el crédito que esta entidad suiza le concedió en 2007 para convertirse en el primer accionista individual del BBVA. La operación se había valorado en 2007, cuando accedió al capital del banco, en unos 3.200 millones.

El grupo Inveravante, en sus últimas cuentas, presentaba uno activo total de 31 de diciembre de 2011 de 5.618 millones de euros, con un patrimonio neto de 1.823 millones. Declaró unos resultados negativos de 243,2 millones. El grupo justifica ese resultado en gran medida por los efectos de la variación a la baja de la cotización del BBVA.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad