El pequeño Nicolás asegura que trabajó para Zarzuela, Moncloa y el CNI

stop

El joven acusado por malversación y estafa asegura que mantuvo contacto directo con Soraya Sáenz de Santamaría

Ana Botella y el pequeño Nicolás | EFE

22 de noviembre de 2014 (10:08 CET)

El pequeño Nicolás ha hablado por primera vez desde su detención. El joven acusado de estafa, malversación y revelación de secretos ha declarado que trabajaba para la Casa Real, Moncloa y el CNI en una entrevista publicada hoy por el diario El Mundo.

El joven ha declarado que las altas instituciones le encargaron obtener información de temas de primera línea para la estabilidad del Estado como la investigación a la Infanta Cristina y al referéndum del 9N en Catalunya.

“Colaboro con varios organismos. Lo que hago siempre son colaboraciones. Nunca he cobrado del Estado, me ha costado dinero ayudar al Estado. He colaborado con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con Presidencia y con la Casa Real”, ha dicho el joven. “Cada organismo, aunque sea independiente, está interrelacionado. Sobre todo cuando se trata de asuntos de Estado como el caso Urdangarin, que afecta a la hija del Rey, o el caso de la soberanía nacional con el caso Pujol”, ha añadido.

En el coche con Soraya


El pequeño Nicolás asegura que ha obtenido información relevante sobre ERC y también asegura que casi había alcanzado un acuerdo con Manos Limpias para que el escrito de acusación “fuera sincero”. El sindicato ya había presentado una querella contra el joven.

El supuesto colaborador del CNI asegura que la inteligencia del Estado quiere presentarlo como “friqui” para “quitarlo del medio”. También ratifica que mantuvo reuniones con vicepresidencia del Gobierno, tal como avanzó este diario el viernes, y que viajó en coche oficial con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad