La accción de Más Móvil se ha revalorizado tanto que el valor de su acción apenas se ha devaluado. EFE

El pelotazo pendiente de la cúpula de MásMóvil: 615M gracias a su burbuja

stop

Pese a la corrección de la acción de Más Móvil, accionistas y consejeros se harían de oro si liquidaran hoy las acciones

Cristian Reche

La accción de Más Móvil se ha revalorizado tanto que el valor de su acción apenas se ha devaluado. EFE

Barcelona, 08 de julio de 2018 (04:55 CET)

La empresa que está de moda en la bolsa española se llama Más Móvil. Desde la aristocracia vasca hasta los fondos norteamericanos han querido unirse a tiempo a la escalada del operador que dirige Meinrad Spenger, que ha triplicado su valor desde 2016.

Y a pesar de que el precio de la acción se ha corregido en el último mes –ha retrocedido desde los 125 euros hasta los 104 aproximadamente–, accionistas y consejeros se harían de oro si deshicieran hoy mismo sus posiciones. Estos son algunos de los nombres de los beneficiados por el boom bursátil. 

La aristocracia vizcaína: 291 millones

Carmen Ybarra, una de las caras más reconocidas de la burguesía vasca –es hija de Fernando de Ybarra y López Dóriga, el primo del antiguo presidente de BBVA, Emilio Ybarra–, tiene más del 17% de la compañía amarilla.

Está presente a través de Onchena, holding desde el que la familia aristócrata gestiona otras inversiones bursátiles. Entre ellas destacan firmas como Duro Felguera o la multinacional de la industria del embalaje Europac.

Ybarra entró en Más Móvil en la ampliación de capital de julio de 2016, cuando las acciones se emitieron a un precio de 19,55 euros, por lo que su participación está valorada ahora en 358 millones de euros, que equivalen a unas plusvalías de 291 millones.

Los fondos quieren su parte

El auge de Más Móvil también ha despertado el interés de aquellos inversores que no tienen rostro: los grandes fondos. Uno de ellos es Fidelity, sociedad estadounidense especializada en fondos de pensiones. Posee el 13,73% de la compañía repartido entre Fidelity Investment Trust (5,64%) y Fmr Llc (8,09%)

Los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) afloran algo más de tres millones de acciones que acumulan un valor cercano a los 300 millones de euros. Las plusvalías, no obstante, estarían cercanas a los 40 millones de euros.

Providence tiene 8,11 millones en acciones de Más Móvil, pero no puede canjearlas hasta 2020

Pero si alguien va a hacer fortuna con el cuarto grupo de telefonía es el fondo Providence. A finales de enero ingresó 245 millones de euros al desprenderse de un 14% y mantiene otros 82 millones en otro 3,9%.

Le espera un pastel todavía mayor si en enero de 2020 canjea sus bonos convertibles en acciones (8,11 millones, a 22 euros cada uno). El fondo canaliza sus inversiones a través de PEP VII-A International Limited, con sede en las Islas Caimán. 

La familia Mayoral

La familia Domínguez, aunque popularmente es conocida por ser la saga propietaria de la marca de ropa infantil Mayoral, lleva años moviendo su capital en cotizadas. Desde 2016 ha dejado de invertir desde sus sicavs –clausuró Patton y Wilmington– para hacerlo desde la patrimonial Indumenta Pueri.

Es la tenedora del 10,5% de las acciones de Más Móvil, donde subió su apuesta por última vez a principios de enero de este año y acumula un valor de 214 millones de euros. Descontando las inversiones iniciales, las ganancias netas serían de 79 millones de euros.

Durante este año también ha elevado su participación en Adolfo Domínguez, donde ya son los cuartos mayores accionistas, por detrás del empresario gallego, la familia catalana Puig y los valencianos Noguera.

¿Y los directivos?

Los responsables de la compañía fueron los primeros en invertir como muestra de confianza en el proyecto. De momento les ha funcionado: el 7 mayo recibieron 60 millones de euros del plan de stock options –vendidos al día siguiente– por cumplir con los objetivos. 

Actualmente, el consejero delegado, Meinrad Spenger, tiene un 1,13% de la compañía, y José Eulalio Poza, vicepresidente primero y fundador de Ibercom –operador integral de telecomunicaciones para pymes– controla el 6,48%. A valor de mercado suman más de 150 millones de euros, si bien el austriaco ingresaría 8,3 millones en plusvalías y Poza 42 millones.

Entre los ejecutivos con menor participación están el empresario vallisoletano Eduardo Díez-Hochleitner, que tiene un 0,21%; el consejero delegado de la inmobiliaria Via Célere, Francisco De Borja Fernández Espejel, con un 0,01%, y Josep María Echarri, consejero dominical y vicepresidente segundo, que mantiene el 2,64%.

Los directivos sumarían más de 97 millones en plusvalías

Echarri, también director de Inveready, divide la participación en los diferentes brazos financieros del fondo de capital riesgo (Inveready Capital CompanyInveready EvergreenInveready Seed). Las ganancias netas que obtendría si deshiciera su posición por completo alcanzarían los 17,5 millones de euros.

La aseguradora Caser, en representación del consejero dominical Antonio García, ganaría 32,64 millones si se desprendiera de su participación del 3,74%, que tiene una valoración a precios de mercado de 79,9 millones. 

----

Para la elaboración de este reportaje no se ha calculada la plusvalía correspondiente a la participación de Gala Growth Properties (6,14%) porque la Comisión Nacional del Mercado de Valores no recoge el valor del primer registro (notificación 2017086991 de 26/07/2017)

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad