El pelotazo empresarial del ex del Celta, Valery Karpin, se desmorona

stop

Entre septiembre y noviembre de este año han echado el cierre definitivo tres de las seis empresas que creó en Vigo y Ourense, la Fundación fue declarada insolvente y su gran proyecto inmobiliario sigue en el aire

Valery Karpin recibiendo instrucciones de Javier Irureta

en A Coruña, 01 de diciembre de 2015 (04:37 CET)

Entre 2002 y 2004, un año antes de su retirada de los terrenos de juego, Valery Karpin, interior elegante y de carácter que vivió épocas doradas en el Celta, constituyó en Vigo un grupo de sociedades de variopinta actividad, desde la moda a las telecomunicaciones pasando por el sector inmobiliario, que sería a la postre la más conocida de sus incursiones empresariales.

Superada la década desde entonces, las distintas empresas van cayendo una por una en el olvido, sin que los negocios, que encontraron socios tan conocidos como el ex futbolista Míchel Salgado, hayan dado fruto alguno al futbolista estonio. La primera sociedad en caer fue Inversiones Canaima, que tenía como compañero de viaje a su eterno socio José Crespo. De extinguió en julio de 2014 y era la única con domicilio en Ourense. A esta le siguieron recientemente Valery Karpin Moda, el brazo textil, que desapareció en septiembre de este año; en la misma fecha causo baja en el registro Valery Karpin Telecomunicaciones, dedicada a la instalación de internet, banda ancha y teléfono.

La última hoja en desprenderse del árbol cayó al suelo el pasado día 20. El juez decretó la extinción de Destino Brasil Inversiones, la promotora que en un primer momento se denominó Valery Karpin SL.

De caída en caída

Esta es la sociedad más conocida de las que puso en marcha el ex jugador del Celta debido a su caída en suspensión de pagos y la posterior liquidación. El Pastor se quedó con la sede de la empresa en la calle Areal, Novagalicia se hizo con dos apartamentos y el edificio del Colegio Cluny, que acabaría finalmente en manos de Sareb. Las distintas subastas de chalets y apartamentos hicieron más ruidosa la caída de la empresa.

Aún así, quedaban hasta cinco con vida. Las más descapitalizadas y sin apenas actividad han desparecido este año. Sigue activa Valery Karpin Group, aunque el futbolista no figura entre los socios de la empresa, que está dirigida por José Crespo. El gran y eterno proyecto inmobiliario de la compañía es el desarrollo del vigués Barrio do Cura, con la construcción de 350 viviendas, un área comercial, una plaza y espacios ajardinados para envolverla. La sociedad encargada del proyecto, Valery Karpin & Asociados, buscaba a contrarreloj inversores para desarrolar las obras bajo la amenaza de una subasta de los terrenos para hacer frente a los impagos acumulados. BBVA y Santander estaban esperando para recuperar su dinero.

La Fundación, insolvente

En el primer semestre de este año, el juzgado de lo social número 3 de Vigo declaró la insolvencia de la Fundación Karpin Vivienda, creada y dirigida por el futbolista. Sostenía el tribunal que carecía de bienes para afrontar un pago de 3.639 euros que reclamaba un productor musical.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad