Tramo de la AP-9 a su paso por el Puente de Rande / EFE

El peaje en la AP-9 entra en la agenda de Sánchez para formar gobierno

PP, BNG y el Grupo Común da Esquerda reclaman en O Hórreo la titularidad de la autopista propiedad de Audasa sea transferida al Gobierno autonómico

La nueva subida en los peajes de la AP-9 entra de lleno en el debate para la investidura de Pedro Sánchez. Tanto BNG como PPdeG o el Grupo Común da Esquerda han arremetido contra la subida del 2,64% que se prevé en la autopista de cara al próximo año y que se conoce en un momento en el que Pedro Sánchez ha iniciado los contactos con las distintas fuerzas políticas para ser investido presidente del Gobierno.

El líder del PSOE necesita el apoyo del BNG para mantenerse en el Palacio de La Moncloa, pero, para que esto se produzca, la formación nacionalista marca una línea roja: el traspaso de la AP-9. La portavoz del partido, Ana Pontón, ha asegurado que “acabar con la estafa legalizada” de la autopista que vertebra Galicia de norte (Ferrol) a sur (Tui) será “un punto clave” en la agenda gallega que el BNG defenderá en Madrid.

Más de 2.500 millones recaudados

Según Pontón, es necesario "poner fin a la discriminación" de los sucesivos gobiernos del PP y del PSOE en Madrid, que se alternan "en un agravio que saquea los bolsillos de 22.000 gallegos que, cada día, usan sin alternativa una autopista", la "tercera más cara" de toda la red estatal y cuyas tarifas serán las que más suban el próximo año.

"Los que aspiran a gobernar en el Estado deben tener claro que esta es una posición firme y sólida, y no vamos a permitir que siga el trato discriminatorio con nuestro país", ha remarcado Pontón, quien ha remarcado que, desde 1977, los peajes de la AP-9 "aumentaron un 1.800 por ciento" y que, desde que Audasa tiene la concesión, la recaudación asciende a 2.500 millones de euros. De hecho, ha apuntado que, si no se evita, cuando la concesión finalice en 2048, la cifra recaudada subirá a 14.500 millones.

El PP también pide el traspaso

En una línea similar se ha pronunciado el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, quien ha lamentado que el Gobierno central "no hiciese caso" a las peticiones formuladas desde el Parlamento gallego y desde la Xunta, además de admitir que el alza de peajes evidencia "la necesidad" de que se transfiera la infraestructura para su gestión desde la Comunidad.

Más allá, ha defendido que la Xunta ha implementado "descuentos" en las autopistas autonómicas, lo que evidencia "cual es su voluntad política". "Pero hasta que no se produzca el traspaso poco tiene que hacer más allá de recordar al Gobierno que incumple con lo que pidió Galicia", ha agregado Puy.

La “gestión directa” de la autopista

También la viceportavoz de Grupo Común da Esquerda, Luca Chao, ha criticado la nueva subida de peajes en la AP-9, una infraestructura sobre la que la tercera fuerza de la Cámara presenta una enmienda a los presupuestos de la Xunta para 2020 en la que piden su *rescate" para aseumir su "gestión directa".

Desde el grupo mixto, por su parte, el diputado Davide Rodríguez ha abogado también por la tranferencia de la AP-9 para gestión autonómica y ha subrayado la necesidad de estudiar la posibilidad de incorporar la gratuidad en los peajes.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad