El nuevo poliducto de Repsol, preparado para el traslado definitivo

stop

Tendrá 12 tubos que permitirían cubrir todas las necesidades futuras

29 de octubre de 2013 (12:30 CET)

De momento, el reciente acuerdo suscrito entre la Autoridad Portuaria de A Coruña y Repsol pasa porque en una primera fase la petrolera traslade a Punta Langosteira el 60% de sus tráficos, aquellos que tienen que ver con el petróleo crudo, azufre y coque. No obstante el presidente del puerto coruñés, Enrique Losada, avanzó un dato “clave” en lo que respecta al traslado. El nuevo poliducto que tiene previsto construir la compañía petrolera no será parcial, incluirá ya los 12 tubos necesarios para cubrir todas las necesidades futuras. Estará preparado, por tanto, para el traslado definitivo.

Tal y como ya se había adelantado, Repsol invertirá 124,6 millones de euros, mientras que la Autoridad Portuaria deberá pagar en un plazo de 15 años una indemnización de 24 millones de euros.

La petrolera deberá presentar la solicitud de concesión de traslado antes del 14 de febrero de 2014. Tendrá 54 meses para poner en marcha las nuevas instalaciones, que deberán estar operativas, por tanto, antes del 14 de abril de 2018. Tendrá a partir de esa fecha un año para cesar su actividad con crudo, coque y azufre en el puerto interior.

Segunda fase del traslado


En rueda de prensa, Losada se refirió a la segunda fase para el traslado completo de la actividad de Repsol, es decir, el 40% restante. Manifestó que no es posible, de momento, concretar la fecha, pero que no se esperará a que concluya la primera fase para iniciar los pasos necesarios.

En todo caso, destacó que el plazo será menor, ya que la obra más complicada a ejecutar es el poliducto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad