El nuevo dueño reduce el capital de Emesa para tapar un agujero de 12 millones

El nuevo dueño reduce el capital de Emesa para tapar un agujero de 12 millones

La empresa gallega, que fue adquirida a Isolux por el grupo Soil a finales del año pasado, lleva en números rojos al menos desde 2012

Grupo Soil, empresa de origen andaluz pero con sede en Madrid, ha activado la primera operación financiera de relevancia en la gallega Emesa, que compró a finales del año pasado a Isolux. Los nuevos dueños ejecutarán una reducción de capital de casi 12 millones, con el objetivo de "compensar pérdidas de ejercicios anteriores y del ejercicio actual".

La factoría de Coirós, otrora un referente en la construcción de estructuras metálicas para grandes obras que llegó a contar con una plantilla cercana a los 400 trabajadores, entro en declive en plena crisis económica. Los balances presentados en el Registro Mercantil dejan una larga lista de números rojos, 7 millones en pérdidas en 2012, 4,4 millones al año siguiente y 1,6 millones en 2014.



Recuperar mercado

Tras la compra de la factoría, Soil aplicará una reducción de capital de 11.927.548 euros para tapar el agujero de tan desagradable periplo, dejando el capital social de la empresa reducido prácticamente a la mitad, en 12,7 millones.

El objetivo de la compañía para este año era incrementar la cifra de negocio, que se había reducido drásticamente en los últimos ejercicios, pasando de facturar más de 20 millones a no alcanzar los 10 millones. La fabricación de estructuras de acero para la estación central de Utrecht o el puente de Os Peares han sido algunos de sus últimos proyectos.

Al frente de Soil, como director general, está Luis Mingo, quien fue presidente de Sogama entre 1998 y 2002.

R. Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad