El consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, en una rueda de prensa en Vigo

El nuevo dueño de Povisa lanza inversiones y tiende la mano a la Xunta

Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud, anuncia inversiones de 4 millones en el centro y define a la Xunta como un "socio leal"

Ribera Salud abre una etapa continuista en Povisa. El consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, ha asegurado esta mañana que el grupo espera “revertir la situación (económica)” del hospital privado vigués y poner en marcha inversiones por valor de cuatro millones de euros.

Según Alberto de Rosa, la compañía dedicará cuatro millones de euros en la renovación del equipamiento tecnológico del centro y de todas las habitaciones (que dispondrán de una cama para el paciente y otra para el acompañante) así como a la mejora de los sistemas de información, con el objetivo de elevar los estándares de calidad del mayor hospital privado de toda España. Para ello ha avanzado que el grupo lanzará un plan estratégico en el que se reflejarán las demandas de pacientes y profesionales, con los que próximamente se tendrá una segunda reunión para evaluar sus requerimientos, que se ajustará al desarrollo sostenible.

Concierto con la Xunta

Alberto de Rosa ha defendido la capacidad de generar "sinergias" y "economías de escala" que tendrá Povisa al formar parte de Ribera Salud, con hospitales en la Comunidad de Madrid, Extremadura y la Comunidad Valenciana y ha tendido la mano a la Xunta de Galicia.

Preguntado sobre el concierto del Sergas de Povisa, que finaliza en 2022 aunque podría ser prorrogado otros dos años, el consejero delegado ha reivindicado la apuesta de Ribera Salud por mantener ese "compromiso" y aportar "valor" al servicio prestado. Así, ha explicado que el hospital se pondrá a disposición del Gobierno gallego, al que ha definido como un "socio leal". También ha insistido en que la "visión" de los pacientes por parte de los profesionales es idéntica independientemente de que el servicio se preste mediante el Sergas o una compañía privada.

No obstante, no ha concretado si se aspira a renegociar las condiciones del contrato con la Xunta, que provee el 70% de la atención en el hospital, o si se abogará por incrementar el porcentaje del servicio realizado mediante seguros privados.

Nuevas apuestas

Alberto de Rosa se ha congratulado por la apuesta que se está realizando para mantener al personal que empleaba Povisa, así como por la conversión de 71 contratos en indefinidos desde la adquisición del hospital.

El consejero delegado de Ribera Salud, que ha evitado pronunciarse sobre una posible apuesta por los centros de Atención Primaria de Galicia, sí ha avanzado que Ribera Salud aspira a potenciar la Escuela de Enfermería de Povisa mediante una mejora de sus instalaciones y su equipamiento tecnológico. De este modo, se contactará con los profesionales del centro educativo para conocer sus necesidades.

Asimismo, ha indicado que, además de proyectos hospitalarios de integración e iniciativas asistenciales especializadas, Ribera Salud cuenta con otras líneas de negocio. Es el caso de la empresa tecnológica Futurs, quedispone con un modelo predictivo que permite desarrollar programas para tratar a pacientes crónicos y distintas patologías.

El representante de Ribera Salud ha apuntado que se desconoce si, en la junta que se celebrará en los próximos días, se nombrará un nuevo Consejo de Administración (el anterior cesó tras la compra del hospital) o si "se apostará por una nueva fórmula" de administración y representación. Además, ha asegurado que se mantendrá la denominación de Povisa para el hospital.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad