El nuevo consejero delegado de Adolfo Domínguez cobrará el doble que su jefe

stop

Sumando las retribuciones fijas y variables, Estanislao Carpio podría percibir más de medio millón de euros, mientras que Adolfo Domínguez apenas supera los doscientos mil

Adolfo Domínguez y Estanislao Carpio

en A Coruña, 30 de agosto de 2015 (23:58 CET)

El modisto ourensano Adolfo Domínguez propondrá este lunes en la junta general de accionistas de la firma textil que lleva su nombre la designación de Estanislao Carpio como consejero delegado. El diseñador mantendrá la presidencia del consejo de administración, pero será su actual director general quien maneje los hilos de la empresa. Adolfo Domínguez perderá así parte del protagonismo, pero no solo en este aspecto, sino también en el retributivo, ya que los emolumentos de Carpio, entre fijo y variable, podrían llegar a doblar los de su jefe.

Así lo hace constar la empresa en el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros de 2014 remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En este documento explica que para el ejercicio en curso se congelan las retribuciones a los miembros del consejo de administración en los 32.400 euros brutos anuales. Esta decisión afecta también a los consejeros ejecutivos, Adolfo Domínguez y Elena González, que si bien no perciben cantidad alguna por su pertenencia a este órgano, verán congeladas sus asignaciones en los 214.000 y 197.000 euros brutos anuales que ingresan por el desempeño de sus funciones ejecutivas.

Por encima del medio millón

Tras la previsible incorporación de Estanislao Carpio al consejo como consejero ejecutivo, la remuneración total a percibir por el órgano de dirección se incrementará sustancialmente. El actual director general mantendrá la remuneración que tenía con anterioridad a su nombramiento como consejero, solo que a estos efectos pasaría a contabilizarse en la partida del consejo.

Sus ingresos fijos anuales se situarán en los 350.000 euros, a los que hay que añadir una retribución varia no consolidable de hasta el 40% de su salario bruto anual por el cumplimiento de objetivos. En caso de que el grado de consecución de las metas fijadas superase el 100%, el importe de la asignación variable podría ascender a 180.000 euros, superando así la barrera del medio millón.

Cotizadas gallegas

Los cambios en la empresa se producen en un momento especialmente complicado, con el grupo textil inmerso en un ERE que afecta a buena parte de estructura productiva en Galicia. Sin embargo, las retribuciones de Adolfo Domínguez son las más contenidas de las empresas cotizadas gallegas. Tampoco su tamaño es comparable.

En el caso del grupo San José, por ejemplo, sus consejeros ejecutivos perciben un fijo de 122.000 euros más dietas. Así, sumado a su sueldo, Jacinto Rey, el presidente del grupo, se embolsa al año más de 1,5 millones de euros. En Inditex, todos los miembros del consejo de administración cobran un fijo de 100.000 euros al año, independientemente de si son ejecutivos o no. Y en Zeltia, a los 674.400 euros del salario de José María Fernández de Sousa-Faro, hay que sumar los 62.149,47 euros brutos anuales que abona la empresa a todos sus consejeros y los 60.284,79 por el hecho de ser consejero ejecutivo. Todo esto dietas aparte.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad