El nuevo comité directivo de la CEP provoca otro lío en la patronal

stop

Los críticos acusan a Jorge Cebreiros de intentar 'colar' un acta "irreal" del mes de enero para ganar puntos en el juicio contra su elección como presidente

Luis Nóvoa y Jorge Cebreiros se estrechan la mano

en A Coruña, 28 de julio de 2015 (15:03 CET)

Sigue la tensión en la patronal de Pontevedra, la antigua casa del presidente de la CEG, José Manuel Fernández Alvariño, y uno de los puntos donde más oposición se ha encontrado el empresario vigués. El presidente de los empresarios pontevedreses es Jorge Cebreiros, uno de los apoyos más firmes que ha tenido Alvariño en lo que va de mandato, pero su elección continúa pendiente de juicio. El proceso generó un cisma entre los empresarios, con acusaciones de injerencias políticas y de irregularidades en los votos. Cebreiros ganó por tres papeletas a Luis Nóvoa, antiguo camarada de Alvariño que acabó enfrentado con él.

En este contexto, el lunes se reunió la Comisión Permanente de la CEP, que aprobó por unanimidad las cuentas de 2014 y el presupuesto, y sin unanimidad el nombramiento de dos vicepresidentes y seis vocales del comité directivo. La designación más polémica fue la de Javier Touza, presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), que se había postulado junto a García Costas, el presidente de Barreras, al cargo. Posteriormente se retiró para ceder el sitio al también presidente de la Cámara de Comercio de Vigo; y ahora es del nuevo nombrado después de que García Costas no pudiese acceder al cargo al perder su puesto en la patronal del metal, Asime. El nombramiento fue aprobado con 13 votos en contra y 31 a favor.

Los votos dudosos salen a la luz

Pero la mayor fuente de conflicto fue la aprobación de un acta de la Comisión Permanente de enero que se llevó a aprobación este lunes y que ni siquiera llegó a votarse. Según el sector crítico, varias sectoriales que llevaron a los juzgados la elección de Jorge Cebreiros, en ella figuraban siete asociaciones que apoyaron al actual presidente y que se incluyeron en el censo pese a acumular impagos con la CEP y no haber regularizado su situación.

Entre estas asociaciones estarían la Asociación de Comercio de la Piel, La Asociación de Empresarios mayoristas de Tejidos, la Asociación de Vendedores de Pescado en Puerto, la Asociación Provincial de la Construcción (que fue excluída de la federación gallega por impagos) o la Asociación de Empresarios de Garages, Aparcamientos y Parquings.

La aprobación de esta acta sería un problema para los críticos, pues buena parte de su argumentación para impugnar las elecciones se fundamenta, precisamente, en la inclusión de asociaciones en el censo de manera irregular. Sumarían estas agrupaciones puestas en duda 21 vocales, en unas elecciones que se decidieron por tres votos.

Los críticos también lamentan que el secretario de la CEP, César Ballesteros, presida la asociación de hosteleros de Pontevedra, que acumula casi la mitad de las cuotas pendientes de cobrar de la patronal pontevedresa. Le corresponderían 7.000 de los 15.000 euros que todavía no se han ingresado, aseguran. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad