José González Fuentes, presidente de Luckia

El nuevo casino de Luckia en Vigo se retrasa hasta el año que viene

La apertura de la sucursal del casino de A Toxa, que Luckia preveía abrir antes de acabar el año, se demora a la espera de las máquinas de juego

Las luces del nuevo casino de Luckia en Vigo no se encenderán para esta Navidad. A pesar de que la intención del gigante del juego presidido por José González Fuentes era que la sucursal del casino de A Toxa abriese sus puertas al público antes de acabar el año, su puesta en funcionamiento se demorará hasta entrado 2020. La causa, según explican desde la propia compañía, es la recepción de las máquinas de juego con las que contará el local. “Muchas de ellas son de última tecnología y provienen de Japón. A la espera de que lleguen, y aunque nuestra intención sería abrir antes de finalizar el año, previsiblemente tendremos que hacerlo a principio del próximo año”, comentan.

A la espera de las máquinas, todo lo demás está a punto. El proceso de selección de personal ya está acabado y, en este momento, la plantilla se está formando para el desempeño de sus labores, por ejemplo, croupieres. La nueva sala generará casi un centenar de puestos de trabajo directos.

Ley del Juego

El casino, apéndice del que Luckia y Cirsa poseen en A Toxa, se ubica en el centro comercial de A Laxe. Su puesta en funcionamiento es posible en virtud a una modificación legislativa de la Lei do Xogo de Galicia, que abrió la puerta a que los dos casinos de Galicia, tanto el de Pontevedra, como el Casino Atlántico, en A Coruña, pudiesen abrir sendas sucursales. Se trata de una modificación similar a la que permitió en 2013 a Comar (la otra gran empresa del juego en Galicia, presidida por José Collazo Mato) abrir en Madrid el Casino Gran Vía. Este funciona, del mismo modo, como una suerte de sucursal del casino de Aranjuez, si bien sus números lo sitúan ya como una de las primeras salas de juego del grupo. 

González Fuentes abrirá el nuevo casino de Vigo en un momento en el que el sector está rodeado de polémica. Con una nueva Lei de Xogo en tramitación, en los últimos meses, partidos (especialmente PSOE y Podemos) y determinados movimientos sociales han cargado duramente contra el sector de juego y la regulación de las casas de apuestas. 

Restricciones a nuevas salas

Al margen del casino apéndice de Vigo y a la espera de que la nueva Lei do Xogo vea la luz, el ejecutivo autonómico ha optado por prolongar sine die las restricciones a la apertura de nuevos locales dedicados al juego, según se confirma en su proyecto de Presupuestos para el 2020 que aún debe ser aprobado en el Parlamento (si bien el PP tiene mayoría absoluta).

El anuario de Cejuego, la patronal del sector en España indica que las apuestas deportivas, modalidad de juego que en este momento está en el ojo del huracán, movieron en Galicia 146,6 millones de euros

A pesar de la considerable diferencia poblacional, las cifras gallegas no están muy lejos de las acuñadas por Cataluña el pasado año. Según Cejuego, allí se movieron algo más de 149 millones de euros. La patronal indica, no obstante, que el margen de las empresas, también denominado juego real, es mucho menor. En el caso de Galicia sería de 31,6 millones de euros, cantidad que, en este caso, sí es superior a la conseguida por Cataluña, que maneja 26,5 millones.

 

 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad